Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TECNOLOGÍA

La Universidad de Granada pone en marcha un nuevo servicio de supercomputación para los investigadores

La Universidad de Granada pondrá en marcha, antes de fin de este año, un nuevo servicio de supercomputación que podrá ser utilizado por unos 900 investigadores que necesiten realizar cálculos a gran velocidad. El servicio, que cuenta con 32 procesadores de 600 megahertzios y 300 gigas de RAM trabajando en paralelo, permitirá que un cálculo que en otra computadora requiriese 210 horas, se realice en sólo una.

'El servicio está basado en una infraestructura informática con una serie de procesadores trabajando en paralelo que permite acelerar la computación de cálculos', explicó ayer Antonio Ruiz Moya, director del Servicio de Informática de la Universidad de Granada. 'Hasta ahora, el servicio de supercomputación permitía que los grupos de investigación generaran un trabajo de cálculo con una equivalencia de uno a siete, es decir, el cálculo que requería siete minutos, siete días o siete años, se podía hacer en sólo uno. La relación ahora es de 1 a 210'.

Tres frigoríficos

El enorme supercomputador, con el tamaño de 'tres frigoríficos grandes', según explicó Ruiz Moya, podrá ser utilizado por un universo de 900 investigadores de los campos más variados: matemáticas, física, física nuclear, medicina, farmacia, inteligencia artificial, técnicas digitales, biología, secuenciación genómica o astrofísica. El investigador que lo necesite tan sólo tiene que poner un trabajo a computar para que el servicio realice las operaciones a una velocidad 30 veces mayor de la que existía hasta ahora.

El equipo, que ha costado 1,20 millones de euros, ha sido financiado por la Universidad de Granada con ayudas procedentes de la Junta de Andalucía y los Fondos FEDER. Su puesta en funcionamiento permitirá que los usuarios no tengan que acudir ya a otros centros nacionales para realizar los cálculos de computación y que puedan hacerlo, además, de forma gratuita a través de la infraestructura de redes y comunicaciones de alta velocidad de la Universidad.

'El potencial del equipo es inmenso', indicó Ruiz Moya, quien destacó las ventajas que ofrecerá a investigadores cuyos cálculos requerían años de trabajo de computación y que ahora pueden ser resueltos en horas. El equipo es un Silicon Graphics, modelo Origin 3.400, que, en el futuro, puede tener una capacidad de ampliación de hasta 512 procesadores y un terabyte (mil gigas) de memoria RAM.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de septiembre de 2002