Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Príncipe visita las instituciones de defensa de la UE y la OTAN

Don Felipe pide a la Unión Europea mayor protagonismo en los asuntos mundiales

El Príncipe de Asturias terminó ayer la primera parte de su visita de dos semanas a las instituciones de defensa europeas y atlánticas. Veinte años después del ingreso de España en la OTAN, y por segunda vez en una década, el heredero de la Corona, acompañado del ministro Federico Trillo, participó en la reunión semanal del Consejo Atlántico, el órgano político que integran los embajadores de los 19 países miembros, y con los Balcanes, y en particular Macedonia, como tema prioritario de la agenda. El martes intervino en el Comité Político y de Seguridad de la UE, el órgano de decisión creado por los Quince hace dos años en el marco de la Política Exterior de Seguridad y Defensa (PESC), y aprovechó la ocasión para pedir a la Unión mayor protagonismo en los asuntos mundiales.

'Muchas cosas han cambiado notablemente desde entonces', afirmó ayer en inglés el Príncipe al evocar los sucesos que han ocurrido después de su última visita a la OTAN en 1992: el fin de la Guerra Fría, la crisis de los Balcanes, la nueva ampliación de la UE, el reciente acuerdo de colaboración con Rusia y la invocación por primera vez del artículo V de su tratado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE UU.

Don Felipe subrayó la capacidad de la OTAN 'para adaptarse al entorno cambiante y afrontar los nuevos riesgos y amenazas'. El secretario general, el británico George Robertson, con quien charló antes de la reunión durante una media hora, le comunicó que 'España tiene motivos para sentirse orgullosa de su papel en la Alianza' por sus aportaciones.

El Príncipe visitó anteayer el cuartel general de las fuerzas aliadas en Europa (SHAPE), con sede en Mons, a más de medio centenar de kilómetros al sur de Bruselas, y tuvo un almuerzo de trabajo con su comandante supremo, el general estadounidense John Ralston.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 2002