Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

De cómo un diputado convergente admite que Barajas sea 'la joya de la corona'

CiU rechaza en Madrid una moción sobre El Prat que votó favorablemente en el Ayuntamiento de Barcelona

El aeropuerto de Barcelona ha sido objeto de debate en el Congreso en dos ocasiones durante los últimos ocho días. El motivo es la pérdida de equipajes, asunto que ha llevado al diputado de CiU Salvador Sedó a afirmar: 'Mucha información sonora para que el viajero vigile su equipaje de mano, porque el facturado ya se perderá por su cuenta'. Sedó pedía cuentas del asunto al ministro del ramo, Francisco Álvarez-Cascos. Craso error. El propio Álvarez-Cascos le replicó. El Gobierno no tiene nada que ver en esto. Son responsables las empresas que se encargan de las tareas (tres, por más señas); son responsables los aviones que llegan tarde, por culpa de controladores de otros países, y son responsables los socialistas, que hicieron mal lo que hicieron y lo que dejaron de hacer.

Sedó había sido bastante moderado, incluso había llegado a afirmar: 'Da la real impresión -certeza, en realidad- de que la joya de la corona como aeropuerto es otra [Barajas y no El Prat], cosa que sabemos y aceptamos'. Una posición que no se parece a la que CiU defiende en Cataluña. Así, no es raro que añadiera: 'La gestión de AENA es mala. No es de extrañar que haya quien crea que debe revisarse el modelo de gestión', para añadir de inmediato: 'Usted sabe, señor ministro, que yo estoy en una línea algo distinta'.

Sedó acabó presentando una moción para introducir algunas mejoras en el control del aeropuerto y la creación de un cuarto operador en el manejo de las maletas, moción que modificó para aceptar enmiendas del Partido Popular. 'Es el que tiene la mayoría. Si queremos que algo se apruebe, hay que pactar con ellos', explicó un portavoz.

El pacto con el PP supuso el rechazo de una enmienda presentada por los socialistas que tenía una redacción casi idéntica a la de una moción aprobada en el Ayuntamiento de Barcelona el pasado 23 de noviembre. Entonces, los votos de CiU fueron a favor de las mismas propuestas que no aceptó considerar en el Congreso.

Un hecho que llevó a la diputada socialista Carme Miralles a preguntar por el tamaño de las diferencias entre Xavier Trias, diputado y futuro cabeza de lista en las municipales barcelonesas, y el actual grupo municipal, diferencias que ya se han hecho evidentes en algunos momentos. Por ejemplo, cuando hace unas semanas Trias puso a caldo la idea de poner tranvías en Barcelona, una de las banderas de CiU en esta legislatura, tanto en el Ayuntamiento como en el Departamento de Política Territorial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 2002