Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno catalán no levantará las medidas decretadas por la sequía

El Departamento de Medio Ambiente presentó ayer los datos sobre la lluvia registrada en Cataluña en el último año. La conclusión esbozada por el director del Servicio Meteorológico de Cataluña, Oriol Puig, fue muy clara: en algunos sitios ha llovido más que de costumbre y en otros menos. Puig aseguró: 'Hemos quebrado la tendencia de cuatro años de sequía', afirmación que también suscribió el consejero, Ramon Espadaler.

Pese a las lluvias, que en algunos casos han superado ampliamente la media de los últimos 30 años, no se levantarán las medidas decretadas contra la sequía ya que las reservas así lo aconsejan, dijo Espadaler. En el cauce del Llobregat, las reservas se hallan en 109 hectómetros cúbicos, aseguró el consejero, y lo ideal es no bajar de 120. En el Ter, la situación es diferente: el límite es de 215 hectómetros cúbicos y las reservas suman 314 hectómetros.

Espadaler aprovechó para cargar contra los alcaldes de Barcelona, Joan Clos, y Tortosa, Joan Sabaté, por su oposición a la ampliación del minitrasvase del Ebro. Espadaler elogió primero 'la honestidad' del alcalde de Reus, Lluís Sabaté, contraponiendo su actitud a la de los otros dos alcaldes. Luego matizó que no pretendía llamarles 'deshonestos', aunque sí les considera incoherentes en sus posiciones.

El informe sobre lluvias recoge las registradas en 148 observatorios automáticos distribuidos por Cataluña y desglosa los datos referentes al año que va del 1 de septiembre de 2001 al 31 de agosto de 2002, y los correspondientes a los tres últimos meses. Concluye que las precipitaciones, en ambos casos, han sido 'abundantes, pero no extraordinarias', aunque se hayan producido episodios llamativos, como los 401 litros registrados en Agullana entre el 3 y el 11 de abril, y los 116,8 litros que cayeron en Barcelona el 31 de julio y el 1 de agosto. En los años 1976, 1977, 1982 y 1992 se registró más lluvia. Por lo tanto, dijo Puig, no hay cambio climático.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de septiembre de 2002