Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tropas se mantienen

España no tiene previsto hasta ahora participar en una operación militar contra Sadam Husein, pero sí mantener sus tropas en la zona, cuya misión se verá necesariamente afectada si EE UU ataca Irak. El Consejo de Ministros prorrogará el próximo viernes la presencia española en la Operación Libertad Duradera, que supone el despliegue de hasta 1.200 efectivos en Afganistán, Kirguizistán, Yibuti y el océano Índico. La prórroga de esta misión, que debía concluir el próximo domingo, podría ir acompañada de una reducción, si se repliega la Unidad Médica del Ejército del Aire destacada en Bagram (Afganistán). Actualmente sólo hay una fragata en la zona, la Victoria, pero España podría reforzarla con otra fragata y un petrolero en octubre si toma el mando de un grupo naval multinacional en el golfo de Adén.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de septiembre de 2002