Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

En recuerdo de Luis Carandell

Al final del verano, sorprendidos, como el resto del país, por la triste noticia del fallecimiento de Luis Carandell, rendimos homenaje a su generosidad humana e intelectual. Sin percibir remuneración alguna, simplemente por amor al arte, por amor a la literatura y a la palabra, encontró el tiempo para leer decenas de relatos procedentes de todos los rincones de España y de los más lejanos países, prestando su valiosa colaboración con nuestra pequeña Asociación Cultural de Bustarviejo, una pequeña villa de la sierra norte de Madrid.

Desde 1991, Luis Carandell fue uno de los más prestigiosos miembros del jurado del Certamen Literario 'Bustar Viejo', promovido por nuestra asociación. Participó activamente en los trabajos del jurado hasta el año 2000, fecha de la vigésimo cuarta edición del certamen, en compañía de afamados escritores y poetas como José Luis Coll, Jesús Hilario Tundidor, Meliano Peraile, Joaquín Benito de Lucas y Rafael Soto Vergés.

Su enfermedad le impidió acudir a las deliberaciones del pasado mes de diciembre. En el curso de estos años, varios miembros de nuestra junta directiva tuvimos la suerte de asistir a las deliberaciones del jurado y el privilegio de haber conocido a Luis Carandell. A todos no asombró la seriedad y el rigor con que opinaba sobre las narraciones sometidas a su valoración, con modestia y sencillez, y a la vez con sana ironía y un punto de ternura, sin por ello hacer alarde de su vastísima cultura. Y en la sobremesa, escuchando sus anécdotas, las horas pasaban volando hasta después de medianoche. Nunca olvidaremos su jovialidad, su optimismo y su risa contagiosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de septiembre de 2002