Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas de coches suman ya siete meses de caídas consecutivas

En agosto las matriculaciones descendieron el 10,7% y para fin de año se espera el 8%

Las ventas de turismos cayeron el 10,7% en el pasado mes de agosto sobre la cifra del mismo mes del año anterior. Son ya siete meses consecutivos de caídas, lo que ha motivado que los fabricantes cuenten con variar su previsión de ventas para fin de año: en lugar de ceder las matriculaciones el 4%, lo harán por encima del 8%. La elevada deuda de las familias y la peor coyuntura turística son los factores determinantes.

Los fabricantes de coches consideran 'difícil' que el mercado automovilístico registre una recuperación en el último cuatrimestre del año, tras el retroceso del 10,7% de agosto de este año (se vendieron 79.416 unidades). En los ocho primeros meses de este año las matriculaciones de turismos han caído el 8,8% sobre el mismo periodo del año anterior, hasta totalizar las 927.072 unidades.

Con todo, los fabricantes recuerdan que se están comparando estas cifras con las del año 2001, ejercicio en que se logró la mayor cifra de ventas del sector en España con un total de 1.436.948 automóviles de turismo matriculados.

Fuentes de la patronal Anfac señalaron ayer que la desaceleración económica, la elevada deuda de las familias españolas y la menor demanda de las empresas de alquiler de coches por la crisis turística han sido los factores determinantes de la caída de las ventas. Según los datos difundidos ayer por Anfac, la demanda de empresas alquiladoras alcanzó 4.686 turismos el pasado mes de agosto, con un retroceso del 27,2%, mientras que en el acumulado del año el descenso se sitúa en el 7,6%, con 151.250 unidades. La patronal explicó ayer que el descenso en las ventas a compañías de alquiler de automóviles en agosto se explica por la caída del turismo, especialmente en las islas.

Por su parte, la demanda de automóviles por parte de empresas no alquiladoras creció un 2,1% en agosto y un 7% en los ocho primeros meses, debido al crecimiento del renting (subida del 20%), a los signos de recuperación de la industria y a la mejora de la confianza empresarial. La demanda de particulares, que representó el 73,8% del total de matriculaciones en agosto, cayó un 12,1% ese mes y un 13,4% en el acumulado del año. Estos descensos se explican por el bajo nivel de confianza de los consumidores y por los retrocesos de la bolsa, que afectan a la riqueza financiera de las familias y al consumo de los particulares. Finalmente, en relación con el tipo de carburante, las ventas de coches diesel representan el 56,1% del total en los ocho primeros meses del año, mientras que el 43,9% restante corresponde a automóviles de gasolina.

España no es el único mercado que conoce retroceso en las ventas en este sector. En Francia las matriculaciones de agosto ascendieron a 121.889 unidades, lo que supone un descenso del 17,7% sobre el mismo mes del año anetrior. Alemania, hasta julio, también registraba cifras similares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de septiembre de 2002