Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Una ciberoteca sobre ruedas

Un autobús con conexión gratuita a internet recorre los pueblos con problemas para acceder a nuevas tecnologías

Las cosas no siempre son lo que aparentan. Es el caso de la ciberoteca móvil de Bancaixa, un autobús antiguo remodelado cuyo interior está dotado de la más alta tecnología: ordenadores con conexión a internet de banda ancha (ADSL) vía satélite. La intención: acercar la sociedad de información a los núcleos de población de la Comunidad Valenciana declarados 'zonas de promoción económica', porque no tienen posibilidad de participar en esta forma de desarrollo tecnológico y que tienen entre 1.500 y 20.000 habitantes. El autobús recorrerá medio centenar de localidades en un año.

Primera parada, Navajas, una localidad a cuatro kilómetros de Segorbe, con 600 habitantes, aunque en verano es refugio para más de 12.000. El alcalde de la localidad y vicepresidente de la Fundació Bancaixa, José Vicente Torres recalca la importancia de 'acercar la tecnología gratuita a cada rincón de la Comunidad Valenciana a través de esta experiencia piloto'. En la localidad del Alto Palancia el autobús permanecerá hasta el día 7 y lo podrán visitar escolares, de 9.00 a 14.00, y mayores de 18 años, de 16.00 a 21.00, igual que cualquier cibercafé aunque gratuito. La sesión por usuario se limita a 50 minutos.

El autobús dispone de 16 puestos de consulta y dos servidores que controlan el trabajo de cada estación. 'Pretendemos que sean herramientas de cultura, aunque no pondremos impedimentos a quien quiera conectar con Operación Triunfo', explica Joaquín Catalán, uno de los dos técnicos de mantenimiento y educadores del bus. 'La velocidad de los ordenadores también es poco común: de entre 10 y 15 segundos de emisión y de 7 a 12 de recepción, cuando estamos acostumbrados a 2 MB y 1MB, respectivamente'.

Tecnologías bautizadas con nombres de la orografía, cultura, o flora autóctona. Sorolla podrá chatear con la Albufera,el Penyagolosa o un samaruc que surca la red virtual burlando el peligro real a extinguirse.

Bancaixa dedica 35 millones de euros al capítulo de Obra Social. A la línea de Sociedad de la Información destina el 15%. Además de la ciberoteca móvil, se incluyen las becas y premios escolares, las seis ciberotecas fijas, que permiten acceder gratuitamente a internet y las siete aulas de informática, para impartir clases a los sectores menos favorecidos, como en el Colegio Mayor La Coma, de Paterna, o en el barrio Virgen del Remedio, de Alicante. Próximamente, se inaugurarán tres nuevas aulas formativas en Torrent, en el Centro Penitenciario de Fontcalent en Alicante, y una ciberoteca fija en Alfafar, explica el gerente de la Fundación, Miguel Ángel Utrillas y el gestor de la Sociedad de la Información, Luis Corral.

Los próximos en subirse a la ciberoteca itinerante serán los ciudadanos de Calpe. Esta semana los vecinos de Navajas podrán navegar sobre la banda ancha desde un autobús ubicado en la plaza Virgen de la Luz. Debería de haberse emplazado al lado de la joya del pueblo: un olmo de 1636 que ilustró el primer sello en euros, junto con la sabina de la isla de El Hierro, en las Islas Canarias, pero las angostas calles, custodiadas por las casas de la nobleza valenciana del XIX han impedido el paso al autobús más moderno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de septiembre de 2002