MERCADOS

Consolidación a medias

La desconfianza pone en peligro la toma de posiciones

En las bolsas se ha tanteado esta semana la posibilidad de consolidar posiciones ante un aparente estancamiento de las cuestiones pendientes. Las crisis abiertas parecen haber tocado fondo, pero dos nuevas investigaciones a altos ejecutivos en Estados Unidos han traido de nuevo la desconfianza.

Los mercados de valores han terminado esta semana con ganancias, como fruto de los intentos de la inversión por consolidar posiciones para tener así una referencia estable de cara al futuro más inmediato.

El Ibex 35 gana en la semana el 4,16% y el índice general de Madrid el 3,85%, aunque en la jornada de cierre el ambiente volvía a ser pesimista como consecuencia del anuncio de la apertura de dos nuevas investigaciones a altos ejecutivos de Citigroup, el grupo financiero más grande del mundo, y de AOL Time Warner. En los mercados se respiraba cierta tranquilidad una vez que las empresas pasaron por el filtro del 14 de agosto, cuando los ejecutivos tuvieron que presentar declaraciones juradas sobre el contenido de las cuentas, pero hay investigaciones en marcha que amenazan con alterar el normal discurrir de las bolsas cada vez que se anuncien públicamente.

El intento de consolidación de posiciones contaba con una serie de razones objetivas para llegar a buen fin, como es el aparente estancamiento de la crisis latinoamericana y la confirmación de que en Europa se avanza despacio, pero se avanza al fin y al cabo. Con estos leves apuntes se comenzó a considerar la posibilidad de que las cotizaciones hubieran tocado fondo, es decir, a pensar que lo peor ya ha pasado y que el mercado cuenta ahora con un soporte sólido desde el que plantear otras cuestiones.

Aunque las ganancias semanales todavía le conceden alguna vigencia a esa forma de ver las cosas, la situación creada en la sesión del viernes, tras conocerse nuevas investigaciones a ejecutivos estadounidenses por prácticas irregulares, demuestra que devolverles la confianza a los inversores no va a ser tan sencillo ni va a llevar poco tiempo.

En pocos minutos, el índice Dow Jones perdió el nivel de los 9.000 puntos que había conquistado el jueves, no sin problemas, para caer por debajo de los 8.900 y en ese descenso se llevó por delante a los mercados europeos. Va a resultar difícil que la inversión se mantenga en el mercado con unas razones objetivas tan tenues y un poderoso argumento subjetivo, como es la desconfianza.

La debilidad del crecimiento económico en la UE -esta semana Alemania anunciaba que creció el 0,3% en el segundo trimestre- y las expectativas en Estados Unidos -con la mayoría de los indicadores apuntando hacia abajo- no llevan al optimismo, pero se plantea la cuestión de si las cotizaciones han descontado ya esa posibilidad de un crecimiento menor del anunciado y, por tanto, hay que asumir algunos riesgos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS