La FDP critica al Síndic por admitir la queja de los padres separados

La Federació de Dones Progressistes de la Comunidad Valenciana (FDPCV) acusó ayer al Síndic de Greuges, Bernardo del Rosal, de 'devaluar el significado y contenido de la institución que representa' por admitir una queja de la Asociación de Padres de Familia Separados (APFS), en la que entre otras reivindicaciones reclamaba la creación de una Dirección General del Hombre. El Síndic de Greuges admitió a trámite, el pasado lunes, seis de los once puntos recogidos en esta queja planteada por la APFS, si bien no admitió aquellos puntos referidos a modificaciones legislativas y a cambios en la aplicación de la Ley del Divorcio, dado que la Administración de Justicia no se incluye en el ámbito de actuación de esta institución. Tampoco se admitió, debido a que la Sindicatura supervisa la Administración Pública y no el poder legislativo, la petición de creación en las Cortes Valencianas tanto de una Comisión Permanente Legislativa y del Menor, como de una Comisión de 'Posición del hombre en la familia y su situación después del divorcio'. En un comunicado, la FDP calificó esta queja de la APFS de 'infame burla institucional' hacia las mujeres al considerar que éstas son respecto de los hombres 'el único colectivo que sufre discriminación'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS