Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La revolución de Sáez

El nuevo seleccionador rejuvenece al equipo español para el partido amistoso frente a Hungría

'¿Raúl Bravo en la selección?'. '¿Orbaiz?'. '¿No va Cañizares?'. Las preguntas se agolparon ayer entre los aficionados tras la lista de 18 jugadores del nuevo seleccionador, Iñaki Sáez, para el partido amistoso de España contra Hungría, el día 21 en Budapest, en homenaje al ex madridista Ferenc Puskas. Una sorpresa, aunque relativa porque ya había anunciado cambios, tanto por quienes se quedan fuera, 13 de los mundialistas, como por los debutantes, cinco: García Calvo, Juanito, Marchena, Orbaiz y Raúl Bravo. Completan la relación Casillas, Ricardo, Aranzabal, Puyol, Helguera, Mendieta, Valerón, Vicente, Xavi, Joaquín, Morientes, Raúl y Tamudo.

Aparte de Hierro y Luis Enrique, que se retiraron por propia voluntad del equipo nacional, Sáez ha prescindido de futbolistas de peso como Cañizares, Baraja y Tristán, si bien los dos últimos están lesionados. El impacto más duro es para Cañizares, que ya se perdió a última hora la cita asiática -su sustituto de entonces, Contreras, tampoco ha sido llamado ahora- por una lesión en un pie producida en extrañas circunstancias. Sobre todo, porque Sáez, pensando en Casillas, ha declarado que quiere un portero fijo, con continuidad y que marque una época. Y el suplente es Ricardo. También han sido apartados Romero, Juanfran, De Pedro, Curro Torres, Nadal, Luque y Albelda, también lesionado.

Por contra, Sáez ha recuperado a Aranzabal, de 29 años, lateral izquierdo de la Real Sociedad; a Vicente, de 21, interior izquierdo del Valencia, y a Tamudo, de 24, delantero centro del Espanyol, relegados por José Antonio Camacho.

El técnico vasco ha apostado por rejuvenecer el conjunto y ha recurrido a muchos de los jugadores con los que trabajó con éxito en las categorías inferiores. Su base es la del cuadro sub 20 campeón del mundo en Nigeria 99: Casillas, Orbaiz, Marchena y Xavi. También, el que logró la plata en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000: Marchena y Xavi, de nuevo, más Puyol y Tamudo. A ellos se unen otros tres jóvenes: Juanito, Vicente y Joaquín. 'La mayoría es gente que ha convivido conmigo desde los 16 o los 17 años', recalcó Sáez.

García Calvo (27 años). Uno de los artífices del ascenso del Atlético a Primera. Central rápido e inteligente, salió de la cantera del Madrid y se curtió en el Valladolid. Como Valerón, coincidió con Sáez en la España sub 21 campeona de Europa en Bucarest 98.

Juanito (26 años). Central. Destaca por su fortaleza, pero también le gusta, y sabe, sacar el balón jugado. Con él, su Betis estuvo 14 partidos invicto en la última temporada. Hasta ella tuvo ficha de aficionado. Antes jugó en el Recreativo y el Cádiz.

Marchena (23 años). 'Debe ser el sustituto de Hierro', dijo Sáez. En el Valencia, su club, jugó poco en el pasado ejercicio. Eso sí, cuando lo hizo, aguantó el tipo ante sus reputados compañeros Ayala, Pellegrino y Djukic. Es sobrio y bien dotado técnicamente. Generó grandes expectativas como juvenil en el Sevilla, pero después fichó por el Benfica y en Portugal se estancó. Acabó en el Valencia tras un trueque por Zahovic. Ha recobrado la confianza. Puede actuar de medio centro, pero ahí pierde mucho.

Orbaiz (22 años). Procedente de la cantera osasunista de Tajonar, llegó al Athletic -ha renovado hasta 2006- en el curso pasado y no estuvo a la altura de su fama como juvenil. Medio centro defensivo, gris y con dificultades técnicas. Sáez le conoce bien tanto del Athletic como de las selecciones inferiores.

Raúl Bravo (21 años). Lateral zurdo de largo recorrido. Proyección fulgurante. Hace un año estaba en el Madrid de Tercera, pero pasó al de Segunda B y, poco después, se convirtió en el recambio de Roberto Carlos en el primer equipo. Es la apuesta 'más fuerte' de Sáez, que reconoce la falta de defensas izquierdos.

Los cinco estarán a prueba. 'Quiero ver su comportamiento', explicó Sáez, ' y si los puedo utilizar ante Grecia en el partido de clasificación para la Eurocopa de Portugal 2004, para el que ya habrá otros jugadores importantes que habrán cogido la forma'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002