Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat abre expediente por la pérdida de maletas en El Prat

Inspectores de Consumo visitaron ayer el aeropuerto barcelonés

La Generalitat ha abierto un expediente informativo a las empresas que prestan el servicio de transporte de maletas en el aeropuerto de Barcelona. El expediente, que podría derivar en sanciones, pretende esclarecer el colapso sufrido estos últimos días en el aeropuerto, cuando quedaron retenidas miles de maletas. Dos inspectores de la Dirección General de Consumo visitaron ayer las instalaciones aeroportuarias.

Los inspectores constataron que la situación estaba ayer prácticamente normalizada y solicitaron a las compañías del llamado servicio de handling documentación sobre las incidencias que ocasionaron los retrasos en el reparto de equipaje de los pasajeros. Esta información, junto a las hojas de reclamación de los afectados, será estudiada por la Administración con el fin de emprender las acciones que considere oportunas y que se podrían traducir en sanciones si se advirtieran irregularidades en la prestación del servicio.

El director general de Consumo, Josep Tous, instó el lunes a los ciudadanos a que, en situaciones como la vivida en el aeropuerto barcelonés desde el pasado viernes hasta la noche del martes, los afectados utilicen los mecanismos establecidos por la Administración y dejen constancia de los hechos mediante hojas de reclamación. El volumen de éstas puede incluso incrementar la sanción en caso de que esta se produzca.

Maletas sin etiquetas

Iberia, una de compañías que presta el servicio de handling en el aeropuerto barcelonés junto a Spanair y Eurohandling, informó ayer de que todavía queda por repartir un centenar de las maletas retenidas. El reparto está siendo laborioso porque se trata de maletas que han perdido la etiqueta identificativa, según explicó un portavoz de la compañía.

La masiva retención de equipajes derivó a principios de esta semana en un cruce de acusaciones entre los representantes sindicales de las compañías de handling, las propias empresas y Aena.

Los sindicatos responsabilizaron del colapso a la falta de personal y se quejaron de que las instalaciones del aeropuerto de Barelona no están preparadas para soportar el actual tráfico de pasajeros, que el pasado mes de julio superó los 2,02 millones de personas. Además, culparon a Aena de mala gestión. Iberia aseguró que la causa de las incidencias fueron los retrasos sufridos por la huelga de celo de los controladores aéreos de Eurostar. Por su parte, Aena eludió cualquier responsabilidad y argumentó que el transporte de equipaje es competencia de los operadores del servicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002