Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex directivo de Banesto Fernando Garro ingresó ayer en prisión

El ex director general de Banesto Fernando Garro ingresó a las 13.15 de ayer en la cárcel madrileña de Soto del Real para cumplir la pena de seis años que le ha impuesto el Tribunal Supremo en relación con el caso Banesto, por un delito de apropiación indebida. Garro solicitó ingresar en la prisión de Soto del Real, donde también se encuentra el ex vicepresidente de Banesto Arturo Romaní, para evitar coincidir con Mario Conde, encarcelado en Alcalá-Meco desde el pasado lunes.

Fernando Garro, que regresó la noche del martes a Madrid, era el único de los condenados por el caso Banesto que desde el pasado lunes, cuando el Tribunal Supremo notificó la sentencia que confirmó su condena de seis años de cárcel, no se había puesto en contacto con el Tribunal y no fue hallado en su domicilio.

Agentes de la Policía Judicial de acudieron el martes al domicilio ibicenco de Fernando Garro, situado en la localidad de Sant Josep, para cumplir la orden de detención dictada por la Audiencia Nacional. Dicha orden podría haberse convertido ayer en una orden de busca y captura a Interpol en el caso de que Garro no hubiera comparecido en la Audiencia Nacional.

De otro lado, la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dado traslado a la Fiscalía Anticorrupción para que informe sobre la petición de suspensión de la ejecución de la sentencia del caso Banesto realizada por tres de los condenados: el ex director general del banco Fernando Garro, el ex consejero Rafael Pérez Escolar y el financiero Jacques Hachuel, según informaron ayer fuentes jurídicas.

Este trámite retrasaría hasta septiembre, como pronto, la excarcelación en caso de que se acuerde, ya que los dos fiscales Anticorrupción adscritos al caso Banesto que actuaron durante el juicio oral han abandonado esa Fiscalía, por lo que la causa deberá ser asignada a otro fiscal. Garro basa la petición de suspensión de la condena en que ha solicitado al Ministerio de Justicia la concesión de un indulto y en que recurrirá su condena ante el Constitucional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de agosto de 2002