Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ROMANO PRODI | Presidente de la Comisión Europea

'Hay que preparase para un eventual retraso de la ampliación de la UE'

El presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, admitió ayer en una conversación telefónica que existe un riesgo de que la ampliación de la Unión Europea se retrase más allá de la fecha prevista del 1 de enero de 2004 y que por eso hubo un primer debate al respecto el pasado miércoles en la reunión del Ejecutivo comunitario.

Pregunta. ¿Quién planteó el debate en la Comisión?

Respuesta. Todo el mundo habló al respecto. No fue exactamente una discusión oficial. Pero quiero destacar que la Comisión está unida a favor de mantener la agenda prevista y de que se confirme en diciembre en la cumbre de Copenhague.

P. Pero la Comisión ya está contemplado otras opciones ante un posible retraso.

R. En la vida y en la política hay que estar preparados para otras eventualidades. Por ejemplo, si hay un voto negativo en el segundo referéndum irlandés, habrá que asumir las consecuencias. Pueden ocurrir hechos imprevistos.

P. Además del referéndum, el proceso de ratificación del tratado de adhesión es muy complejo y el tiempo es muy ajustado.

R. Es muy complejo y muy largo. En Bélgica, por ejemplo, lo tienen que ratificar los siete parlamentos regionales. Cada país tiene sus reglas y hay que respetarlas. Pero insisto en que la voluntad de la Comisión es respetar los plazos.

P. Pero es la primera vez que la Comisión abre este debate, y eso es ya una señal de lo que puede venir.

R. Para nosotros, la ampliación es el primer objetivo y estamos verdaderamente dedicados a él. Eso es lo que puedo decir.

P. ¿Pero fue usted el que propuso el debate u otros comisarios?

R. Yo he puesto sobre la mesa una agenda y en otoño la continuaremos. Espero una respuesta clara y definitiva en Copenhague. Hasta entonces, lo único que puede entorpecer el proceso es el referéndum irlandés. Frente a esa hipótesis, no tenemos ninguna opción ahora.

P. ¿Cuál puede ser el mayor problema: el referéndum o el proceso de ratificación?

R. Sin duda, el referéndum. El proceso de ratificación será largo, pero será muy difícil que un país pueda bloquear la ampliación. Ésa es mi impresión política. Mi verdadero temor es el referéndum irlandés.

P. ¿Cree personalmente que habrá un retraso?

R. Creo, creo... que no habrá retraso.

P. Pero si hay retraso, los países candidatos no podrán participar en las elecciones al Parlamento Europeo en junio de 2004.

R. Hay muchos problemas de este tipo si en diciembre no queda todo claro .

P. ¿Cómo fue su entrevista del lunes pasado con la ministra española de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, sobre la crisis de Perejil?

R. Muy bien, muy cordial. Ella agradeció a la Comisión la ayuda que prestamos para resolver la cuestión. Estábamos de acuerdo en que, en primer lugar, había que recuperar el statu quo en en el islote y, en segundo lugar, en que había que subrayar que la amistad de Marruecos con España y con la Unión Europea es fundamental.

También ayer, la comisaria Loyola de Palacio, según informa la agencia Efe, declaró a la emisora de radio Catalunya Informació que es 'posible' un retraso de 'unos meses' y que en septiembre próximo habrá un debate más formal sobre este tema. 'Andamos con un calendario muy ajustado y ahí, sin duda, pueden surgir pequeños retrasos de meses, eso nadie lo puede excluir', dijo.

A media tarde, la Comisión Europea difundió un comunicado en el que señala que, durante su reunión del pasado miércoles, 'discutió brevemente de un número de cuestiones relacionados con la secuencia de acontecimientos previstos en 2004'. Añade que el Ejecutivo comunitario no cuestiona la fecha del 1 de enero para concretar la ampliación y que 'hará todo lo posible' para que las negociaciones concluyan a final de este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de julio de 2002