Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATALUÑA

La UAB crea la mayor biblioteca europea de comunicación

Coincidiendo con el trigésimo aniversario de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) inauguró ayer su nueva Biblioteca de Comunicación y Hemeroteca, que contiene el mejor fondo en esta especialidad de toda Europa

Es el sueño de todo ávido lector de periódicos, y también su peor pesadilla, pues ni en 10 vidas podría engullir tanta información. Coincidiendo con el trigésimo aniversario de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) inauguró ayer su nueva Biblioteca de Comunicación y Hemeroteca, que contiene el mejor fondo en esta especialidad de toda Europa.

Con 75.000 libros y más de 6.000 publicaciones periódicas, además de la mayor colección de prensa diaria española y extranjera desde 1881, este inmenso santuario de la información incluye un centro documental de comunicación política que abarca el periodo franquista, la transición y la democracia, con 8.000 ejemplares de prensa clandestina y más de 15.000 libros sobre el franquismo.

'Éste es un lugar para la aventura', declaró ayer Joan Gómez Escofet, director del Servicio de Bibliotecas de la UAB durante la inauguración del centro, situado en la Plaça Cívica de la Universidad. La inauguración fue, precisamente, el primer acto público del nuevo rector de esta Universidad, Lluís Ferrer, que estuvo acompañado por el director general de Universidades, Antoni Giró, y el decano de la facultad, Marcial Murciano.

Con una superficie de 5.700 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas, el nuevo edificio, un inmenso rectángulo de vidrio que ya funciona a toda marcha desde hace un mes, engloba en realidad todos los servicios que hasta ahora ofrecían distintos centros de la Universidad, como la Biblioteca de Comunicación, la Hemeroteca General, la Biblioteca General y el Centro Documental de Comunicación Política, además de las sedes del Instituto de la Comunicación y del Centro de Estudios Olímpicos y del Deporte.

También acoge una mediateca, dotada de un nuevo Servicio de Información Electrónica, que dispone de más de 12.000 documentos (carteles, vídeos, CD-Audio, CD-ROM, DVD, 20 puntos de consulta multimedia y más de 40 puntos de consulta audiovisual). Vídeos de históricos programas de la televisión, como A fondo, donde puede disfrutarse de entrevistas con Juan Carlos Onetti o Josep Pla, o sesudos estudios sobre la sexualidad en la publicidad son algunos ejemplos de lo que allí se puede consultar.

La Biblioteca General, con volúmenes de libre acceso, dispone de 360 plazas de lectura y 15 puntos de consulta individualizados en cabinas. Por su parte, la Biblioteca de Ciencias de la Comunicación cuenta con 116 plazas de lectura en la sala, 6 cabinas individuales y un fondo de 75.000 ejemplares.

Las plantas superiores del edificio, con la sala de prensa, 108 puntos de lectura y una superficie útil de 973 metros cuadrados, acogen la más completa colección de prensa periódica española y extranjera de todo el país, además de un fondo de prensa diaria y revistas de información general española. Lectores, estudiantes, analistas y curiosos pueden consultar los más de 6.000 títulos de publicaciones periódicas disponibles, de los que 300 son diarias.

De Le Monde a Gramma, del Jeune Afrique al New Yorker, un abrumador número de periódicos y semanarios de actualidad extranjeros y españoles pueden ser consultados fácilmente. Destacan, entre muchos, el periódico en papel Las Noticias (1896-1935) y la colección completa de La Vanguardia (1881) en soporte microfilme. Para el próximo curso está previsto construir dos plantas más, en este caso subterráneas, donde se ubicarán los depósitos. La obra acabará con la digitalización de todos los fondos. Será casi como la biblioteca universal de la que hablaba Jorge Luis Borges, resaltó ayer Ferrer, pero al alcance de un chip.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de julio de 2002