Nueve sindicalistas de UGT declaran en la Audiencia Nacional

Los nueve miembros de la Federación de Servicios Públicos (FSP) del sindicato UGT que el 21 de noviembre de 2000 desplegaron una pancarta reivindicativa por sus condiciones salariales en las Cortes Valencianas desde la tribuna de invitados y fueron expulsados interrumpiendo así la sesión, declaran hoy en la Audiencia Nacional. Después de que el acto fuera denunciado por la presidenta de las Cortes, Marcela Miró, el titular del Juzgado de Lo Penal número 12 de Valencia, atendiendo al informe que presentó la fiscalía sobre los hechos y en el que los calificó de 'atentado contra un alto organismo de la nación', consideró que era competencia de la Audiencia Nacional y no suya juzgar un posible delito de atentado.

A la comparecencia, prevista para hoy y tras la cual la Audiencia Nacional se pronunciará sobre si es o no órgano competente o si devuelve el caso al juzgado de Valencia, los nueve imputados acudirán acompañados de decenas de sindicalistas movilizados desde varios puntos de España, incluida la Comunidad Valenciana, que asistirán a una concentración ante la sede judicial.

Luis Lozano, secretario general de la FSP-UGT, acude a la cita 'con la premisa de que el auto del juez es absolutamente vergonzoso y sin sentido, un despropósito, un pronunciamiento extremo que no tiene precedentes, nosotros no somos ni terroristas ni narcotraficantes, es un auténtico atropello'. La defensa de los acusados sostiene que el origen de todo es la interpretación que se quiera dar a 'alto organismo de la nación'. Según el letrado, 'ese concepto se refiere al Congreso, el Senado, la Corona... instituciones que son de ámbito nacional'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS