Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 'colles' de Valls alzan sus primeros 'castells de nou'

La Vella, en mejor forma que la Joves, consigue el 'tres' y el 'quatre de nou'

La plaza del Blat de Valls (Alt Camp) vivió ayer al mediodía el primer duelo casteller de la temporada entre las dos colles de la ciudad. Las dos agrupaciones aprovecharon la diada para levantar sus primeras construcciones de nou de esta temporada, la colla Vella el tres y el quatre de nou y la Joves el tres de nou. La Vella demostró su superioridad en la plaza frente a la Joves, con numerosos problemas con la canalla.

La actuación de Completes, que se celebra en la vigilia de Sant Joan por la noche y que las colles utilizan a modo de ensayo general para la jornada del día siguiente, no hacía presagiar un resultado tan favorable como el que finalmente pudo presenciarse. La Joves levantó un tres de vuit, un quatre de vuit -conseguido al segundo intento tras desmontarse el primero por la indecisión de la canalla- y una torre de set, mientras que la colla Vella alzó un cinc de vuit, cargó un quatre de vuit amb el pilar y completó la actuación con el dos de vuit amb folre. A pesar del buen nivel de las construcciones, cada colla acusó sus temores para el día siguiente: la Joves, preocupación por la canalla, y la Vella por cuadrar el quatre con vistas a uno de sus objetivos para Sant Joan, el quatre de nou amb folre.

Con estos precedentes la Joves inició la actuación alzando un tres de nou amb folre y confirmando sus temores: el anxaneta se echó atrás con los dossos colocados en una estructura aparentemente sólida. Tras cambiar el anxaneta, la colla volvió a probar la misma construcción y esta vez el castell, con peor medida que en el primer intento, estuvo a punto de desmontarlo el aixecador, pero la presión del anxaneta para que subiera dio sus frutos y la Joves -defendiendo al límite el descenso del castell- consiguió celebrar su primer nou de la temporada.

Problemas con la 'canalla'

En la segunda ronda la Joves optó por una torre de vuit amb folre. El castell, alzado tras desmontar un primer pie que estaba demasiado abierto, volvió a peligrar nuevamente por la indecisión de los más pequeños, quienes finalmente acabaron coronando la estructura y descargándola. Ante las dudas de la canalla, la colla rebajó sus pretensiones para la tercera ronda y en lugar del pretendido quatre de nou amb folre cerró su actuación con un sólido quatre de vuit.

Un castell de nou y dos de vuit, un balance inferior a la del año pasado cuando levantaron el quatre de nou. Ello, unido a que la Joves no consiguió coronar el tres de nou hace dos semanas en la diada del Pati de Valls, como había logrado en las últimas temporadas, siembra dudas sobre las posibilidades de la Joves a estas alturas de la temporada. La actuación de la colla Vella, en mejor forma que la rival, también se inició con el tres de nou amb folre. Un castell que se mostró más sólido que el de la Joves y se descargó sin problemas. El reto para la segunda ronda de la Vella fue el quatre de nou amb folre. Un primer pie desmontado, al quedar demasiada ovalada la estructura, dio paso al intento válido del castell. Con el quatre más cerrado y con tendencia a cerrarse más por arriba a medida que entraba la canalla. la construcción se pudo cargar con menos problemas de los aparentes. El paso de la canalla asentó el castell, que se descargó con el vaivén lógico de un estreno en esta temporada. La Vella cerró su actuación con el quatre de vuit amb el pilar.

La colla Vella consiguió repetir la misma actuación del año pasado y se muestra muy sólida en este comienzo de temporada con las estructuras de vuit de gama alta consolidadas y con sus primeros castells de nou de la temporada. Sin duda, el camino para repetir el triunfo de hace dos años en el concurso de castells de Tarragona, que se celebrará el primer domingo de octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de junio de 2002