Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:NECROLÓGICAS

Eppie Lederer, proveedora de consejos

Eppie Lederer, proveedora de consejos para 90 millones de lectores en 1.200 periódicos y revistas de todo el mundo con el pseudónimo de Ann Landers, falleció el sábado en Chicago a los 83 años, a consecuencia de un cáncer de médula ósea. 'La gente confía en mí', decía quien en 1978 fue considerada la mujer más influyente de Estados Unidos.

Ann Landers estuvo al pie del cañón hasta el último momento y ayer el Chicago Tribune publicaba su diaria columna, con consejos pedidos esta vez por Desesperada en Des Moines y Deprimido en Nueva Jersey. La desesperada tiene un marido que no le da dinero y le hace el vacío. Consejo: 'Dile que la situación es intolerable (...) ¡Muévete!'. Del deprimido no quiere saber nada una antigua novia que hacía stip-tease. 'Sospecho que tus sentimientos por Suzanne son más intensos que los de ella por ti. (...) Lo has intentado. Ahora, déjala en paz'.

En alguna ocasión compartió sus problemas con los lectores, como cuando en 1975 escribió sobre su divorcio, tras 36 años de matrimonio, de Jules Lederer, el fundador de la compañía de coches de alquiler Budget. No se volvió a casar. Landers modernizó el contenido de una especialidad (mostrando comprensión con la homosexualidad, cariño a las víctimas del sida), sin tolerar fallos en la moral personal. Recibía unas 2.000 cartas al día, que eran rebajadas para su valoración a entre 200 y 500, de las que contestaba tres o cuatro. 'Me veo como alguien que escucha', dijo para explicar su éxito. 'Escribir sobre los problemas que uno tiene es parte de la solución'.

Ann Landers competía fieramente como consejera con su melliza, Abigail Van Buren, en todo el mundo y también en la páginas del Chicago Tribune. Hace unos años, Lederer declaró a The New Yorker que con ella moriría Ann Landers. El periódico no había decidido ayer si publicará las columnas ya escritas por la consejera norteamericana por antonomasia.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de junio de 2002