Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una década para ahorrar 10 minutos

Chaves inauguró los primeros 24 kilómetros de la A-92 en Almería con años de retraso en su construcción

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, inauguró el pasado lunes 17, 24 kilómetros del tramo Nacimiento-Intersección de la A-92, una autovía proyectada con la idea de vertebrar Andalucía con una vía de comunicación que transcurra desde Sevilla hasta Almería pasando por Granada.

El retraso de diez años en la construcción de este tramo (aún quedan dos pendientes) fue motivo de mofa por parte del PP. Y es que sobre esta demora en la finalización de la A-92 recae gran parte del sentimiento de agravio que los almerienses tienen con el resto de la región.

Los alrededor de 70 kilómetros que tendrá la A-92 Sur entre Huéneja (Granada) y Almería capital (tres tramos realizados por la Junta y dos por el Gobierno) han costado sudores y una larga lucha reivindicativa. De hecho, en 1995, agentes sociales, políticos y económicos se unieron en la llamada Mesa de las Infraestructuras para reclamar las necesidades almerienses. Aunque la utilidad real de la mesa haya sido cuestionada más de una vez, lo cierto es que un estudio realizado en 2001 por la Cámara de Comercio cifraba el beneficio de la autovía en casi 31 millones de euros al año (la Junta lo cifra en 10).

Pero el retraso de la A-92 y la apertura el lunes del tramo Nacimiento-Tabernas que compete a la Junta (junto con los de Huéneja-Las Juntas y Las Juntas-Nacimiento) no amilanó al presidente de la Junta, Manuel Chaves, para cortar la cinta de los primeros 24 kilómetros que ahorrarán 10 minutos a los conductores a una velocidad media de 120 kilómetros por hora. Este acto fue motivo de burla por el PP provincial, que criticó la gestión socialista con anuncios en los dos periódicos locales almerienses. En ellos había una fotografía a media página del presidente de la Junta bajando de un avión a su llegada al aeropuerto de Almería. En la otra mitad de página los populares ponían en cuestión, con letras a gran tamaño, la segunda modernización defendida por el presidente. 'Mientas él viaja en avión privado, los almerienses lo hacemos por una peligrosa e inacabada A-92. ¿Hasta cuándo?', rezaba el titular publicitario. En un pequeño texto, el PP acusaba a Chaves de 'vivir en las nubes' al referirse en Almería a la segunda modernización, a la par que le exigían que empezase 'por la primera'.

Preguntado sobre la estrategia del PP, Chaves se mostró rotundo: 'En política hay que saber estar todos los días. No hay necesidad de enturbiar la inauguración y la puesta en marcha de un tramo importante de 24 kilómetros. El PP, en vez de gastarse el dinero en esa publicidad, podría preocuparse de por qué el Gobierno se ha desvinculado del desdoblamiento de la N-340 a su paso por Almería y la conexión con el Estadio Olímpico, con el Toyo, además de preocuparse por la marcha de la Autovía del Mediterráneo'.

Y es que en la A-92 las dos administraciones tienen motivos para reproches, que ahora se traducen en la carrera por acabar sus deberes antes de la próxima cita electoral. El tramo inaugurado ahora por Chaves tenía que haber estado concluido en abril de 2001 y los dos pendientes, en febrero y abril de 2002. Por su parte, el Gobierno central inauguró siete kilómetros entre Rioja y el cruce de Tabernas en diciembre de 2001, aunque tenía que haber estado finalizado en septiembre de 2000. El otro tramo correspondiente al Gobierno central, el de Rioja-Variante de Almería, deberá estar finalizado en septiembre de 2003, pero los populares ya han avanzado el 'intento' de adelantarlo a noviembre de este año.

Chaves garantizó que los dos tramos que aún corresponden a la Junta estarán terminados antes de finalizar este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de junio de 2002