Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Exámenes

¡Albricias! Ya hay proyecto de ley para mejorar la calidad de la enseñanza. Habíamos avanzado como locos en la cantidad y ahora vamos a añadir un pellizco de calidad. Si se consigue, quizás los futuros ciudadanos conozcan algo que no sea estrictamente parroquial, aunque de ese modo se pierda el aspecto surrealista de la actual educación. Ante tan gozoso motivo, les chivo algunas respuestas de examen de bachillerato, pero aviso de que circulan por Internet y no puedo garantizar su falsedad.

'¿Quién inventó el pararrayos?: Frankenstein'. 'Reptiles: Son animales que se disuelven en el agua. Un reptil peligroso de España es el cocodrilo'. 'Explica algo de El Greco: Era bizco'. 'Indique un molusco perjudicial: El león'. 'Estimulantes del sistema nervioso: El café, el tabaco y las mujeres'. 'Ecosistemas: La tundra y la gaita'. 'Países que forman el Benelux: Bélgica, Luxemburgo y Neardental'. 'Quevedo: Era cojo, pero de un solo pie'. 'El oído interno: Consta de utrículo y dráculo'. 'Ejemplo de reptil: La serpiente putón'. 'Movimientos del corazón: El corazón siempre está en movimiento, sólo está parado en los cadáveres'. '¿Dónde fue bautizado Jesucristo?: En Río de Janeiro'. 'Insectos: Son una especie de aves pequeñísimas'. 'Mahoma: Nació en La Meca a los cinco años'. 'Fósiles: Son animales que se extraen de los grandes museos, como el de Madrid'. 'El sexto mandamiento: No fornicarás a tu padre y a tu madre'. 'La hipotenusa: La que está entre los dos paletos'. 'Napoleón: Está enterrado en Los Paralíticos de París'. 'El cerebelo: es el fruto del cerebro'. 'Sancho Panza: Era muy aficionado al vino, a las mujeres y a las drogas'. 'La conquista de México: Fue realizada por dos extremeños, Menéndez y Pelayo'. 'Área del triángulo: Es igual a la cuarta parte de la mitad de su lado por la semisuma de la raíz cuadrada de tres'. 'Trabajo y energía: Trabajo es si cogemos una silla y la ponemos en otro sitio; energía es cuando la silla se levanta sola'.

Puede que sí, que todo sea mentira, pero con el aumento milagroso de la calidad quizás un día lamentemos que los escolares pierdan su descomunal talento para mostrar el lado ridículo de la vida y la trivialidad de nuestros conocimientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de junio de 2002