Puig prevé una 'ruptura' si Blasco consuma su 'burla' al Parlamento

El portavoz del Grupo Socialista-Progressistes en las Cortes Valencianas, Joaquim Puig, advirtió ayer de que se puede producir una 'ruptura institucional' si se consuma la pretensión del consejero de Bienestar Social, Rafael Blasco, quien, a través de una 'argucia' que está 'fuera del reglamento' de la Cámara, ha solicitado su comparecencia ante el pleno en los mismos términos que los utilizados por los socialistas en la interpelación que presentaron la semana pasada y con la que quieren reprobar al consejero. Mañana, en la junta de portavoces, que tiene que pronunciarse al respecto, se puede producir, según Puig, 'un espectáculo muy lamentable en la historia' del Parlamento valenciano, pues, si se acuerda esa comparecencia, el Consell habrá provocado una 'alteración' de las reglas del juego democrático que puede representar un paso más en el grado de 'descrédito' y en el 'absoluto dominio' de las Cortes por parte del Gobierno. Puig consideró que la interpelación de los socialistas debe tener preferencia y calificó de 'burla' la maniobra de Blasco. 'La chulería de Blasco no tiene límites', añadió el portavoz socialista, en referencia a su intento de controlar la agenda de las Cortes para 'torpedear' la iniciativa del PSPV.

Preguntas a Zaplana

La comparecencia de Blasco se producirá previsiblemente esta semana, en el último pleno del actual periodo de sesiones, que incluirá también la última sesión de control al Consell. Las preguntas de los dos grupos de la oposición al presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, girarán en torno al decretazo. Tanto el PSPV como EU, que presentaron sendas iniciativas con el objetivo de forzar un debate sobre el asunto antes del día 20, en que ha sido convocada la huelga general, han optado por preguntar al presidente por las repercusiones que el decreto de reforma de las prestaciones por desempleo tendrá para la Comunidad Valenciana. Por su parte, el PP pedirá a Zaplana que analice las 'cifras del tráfico del puerto de Valencia, que han rebasado las del puerto de Barcelona, lo cual le sitúa como primer puerto del Mediterráneo español'.

Por otra parte, el portavoz adjunto de EU, Joan Antoni Oltra, ha solicitado el amparo de la presidenta de las Cortes, Marcela Miró, ante la 'falta de contestación', por parte de la Consejería de Medio Ambiente, a las preguntas formuladas sobre la planta de residuos urbanos de Fervasa, en Valencia.

De otro lado, la comisión de Cultura y Educación de las Cortes abordó ayer el debate de las enmiendas al proyecto de ley de Creación del Consejo Valenciano de Universidades y de la Comisión Valenciana de Acreditación y Evaluación de la Calidad en el Sistema Universitario Valenciano. La comisión aprobó por unanimidad una enmienda del PP para que cada una de las universidades públicas valencianas pueda tener un representante de los alumnos en el Consejo Valenciano de Universidades. Así, serán cinco, en vez de tres, los delegados estudiantiles presentes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS