Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

ABIERTO EL MUSEO DE LAS 'VAQUERAS'

FORT WORTH (TEJAS)

Las mujeres del Oeste que, además de cocinar para sus hombres, montaban a caballo y manejaban el lazo con gran habilidad, ya tienen su santuario. El Museo Nacional y Galería de la Fama de las Cowgirls, que se inauguró el pasado domingo en Fort Worth (Tejas) va a rescatar su memoria y a celebrar su espíritu. 'Todo el mundo conoce a los cowboys, pero las historias de estas mujeres no han sido contadas jamás, sin embargo hicieron cosas extraordinarias', declaró Susan Fine, directora de desarrollo y mercadotecnia del museo. Entre ellas se cuentan Mamie Hafley, espectacular amazona que organizó un espectáculo, Wild West (Oeste Salvaje), y fue la inspiración de muchas mujeres que concurrieron a los rodeos. También hay que destacar a Clara Brown, nacida esclava, que se estableció en Colorado tras obtener la libertad, y se convirtió en una brillante mujer de negocios y organizó el primer tren de afroamericanos hacia la frontera de Colorado. En el museo hay también homenajes a las mujeres del rodeo, que competían en concursos broncos contra los hombres hasta que a finales de la decada de 1920 una de ellas fue lanzada del caballo y murió. A partir de entonces los jueces reservaban para la mujer las pruebas menos duras. En la apertura estuvo una de las más distinguidas, la juez del Tribunal Supremo de los Estados Unidos Sandra Day O'Connor, que se crió en un rancho y con ocho años sabía montar a caballo y disparar. 'De niña me eduqué para ser ranchera, pero mi carrera tomó derroteros diferentes y me he convertido en la primera cowgirl que ha servido en el Tribunal Supremo', declaró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de junio de 2002