Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Balza quiere utilizar el sistema de voto electrónico en las elecciones de la Ertzaintza

Interior plantea a las centrales 'desbloquear' el sistema actual de representación sindical

Interior está negociando con los sindicatos de la Ertzaintza la implantación del voto electrónico en las próximas elecciones sindicales de la policía, previstas para diciembre. La Dirección de Procesos Electorales ha remitido a las centrales, con las que ya ha mantenido una reunión para explicarles el sistema de voto de Demotek, el decreto que regulará el proceso electoral en la Ertzaintza. El consejero de Interior, Javier Balza, se ha mostrado dispuesto a la vez a 'negociar' y 'desbloquear' el modelo mixto, un sistema que combina la elección de representantes sindicales por sufragio y por afiliación, que nunca se ha puesto en funcionamiento al considerar los sindicatos que implicaba revelar datos sensibles.

MÁS INFORMACIÓN

Si las centrales dan su visto bueno, será la primera vez que se use en España el voto electrónico para unos comicios oficiales. La directora de Procesos Electorales del Ejecutivo vasco, Itziar Lizeaga, remitió la semana pasada a los seis sindicatos a los que se presentó el sistema de voto electrónico de Demotek (Erne, ELA, CC OO, UGT, Sipe y CSIF) el decreto que regulará las cuartas elecciones en la policía.

La memoria que justifica el anteproyecto de decreto indica que 'el sistema de voto electrónico, además de sencillo, seguro y secreto, conjuga tradición y progreso, respetando los hábitos electorales (...) al mantener los elementos más característicos del sistema tradicional de votación'. Entre ellos destacan 'las papeletas (con unas características muy similares a las actuales), la votación en urnas (que aún siendo electrónicas, en poco se diferencian de las de siempre) y la posibilidad de hacer el escrutinio manual' cuando sea imprescindible.

El sistema consiste en una papeleta plegable (no hay sobres), que puede cerrarse para preservar el secreto del voto, con una ventana de reconocimiento que posibilita su lectura y cómputo electrónico según se va emitiendo. El escrutinio se realiza de manera automática cuando acaba la votación, que abre en cada mesa su presidente con una tarjeta de inicio y acaba cuando introduce la tarjeta roja de cierre. Después, los votos se borran, no quedan grabados. El votante dispone además de una cabina con los comprobadores para certificar, antes de votar, que su papeleta electrónica corresponde a la opción que ha elegido.

'Ausencia de conflictos'

Interior argumenta que con este sistema habrá 'menor carga de trabajo' para los miembros de las mesas, una 'previsible ausencia de conflictos en el escrutinio' y una 'significativa reducción del tiempo' del mismo y una 'exactitud y prontitud' para informar de los resultados.

Las centrales estudian ahora el decreto, aunque varios de los sindicalistas presentes en el ensayo criticaron que 'de nuevo' se volviera a usar a la Ertzaintza como 'conejillos de indias'. Sin embargo, no será ése el asunto de discusión que finalmente se abrirá con Interior. Iñaki Castro, secretario general del sindicato independiente y mayoritario, Erne, le transmitió en el ensayo a la viceconsejera de Interior, Pilar Martínez, la situación que se arrastra en la Ertzaintza con la falta de aplicación del modelo mixto de representación desde que se aprobó la Ley de Policía, en 1992.

Pese a que ya se han realizado tres elecciones sindicales, los ertzainas sólo han podido elegir a sus representantes por la vía del sufragio, ya que el sistema de representación en virtud del número de afiliados de cada central no ha podido ser puesto en marcha. En la pasada legislatura, PNV, EA y Batasuna se opusieron en varias ocasiones en el Parlamento a modificar el sistema mixto en favor de un modelo regido sólo por la elección directa de delegados, lo que históricamente han apoyado Erne, CCOO y UGT.

Sin embargo, Balza transmitió a su viceconsejera y a la directora de Procesos Electorales su disposición a 'negociar y desbloquear' el modelo mixto con los sindicatos y dar carpetazo a este asunto definitivamente. En cualquier caso, Interior cree que el visto bueno al voto electrónico en la Ertzaintza debe suscitar un 'consenso' entre las principales centrales.

Este sistema de votación tiene su derivada económica. La patente es propiedad del Gobierno vasco, que hace un par de años formalizó un convenio con Demotek, consorcio en el que el socio mayoritario es la empresa Ikusi y en el que participan Ibermática y Hunolt. El director general de Demotek es el hasta hace unos meses director de Procesos Electorales vasco, Iñaki Alba, el cerebro junto al catedrático de la UPV Iñaki Goirizelaia y los centros tecnológicos Robotiker e Ikerlan del sistema.

Ikusi acordó recientemente con Euskaltel la cesión del uso de la licencia a cambio de una parte de los beneficios que puede generar su explotación. Junto a los observadores internacionales latinoamericanos que acudieron a la prueba efectuada en las elecciones del Athletic en 2001, el Instituto Electoral de México se ha interesado ante el Gobierno vasco por el sistema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de junio de 2002