Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Dee Dee Ramone, una parte de la leyenda del rock

El fundador del grupo Los Ramones tenía 49 años

Dee Dee Ramone, fundador del grupo de rock Los Ramones, falleció el miércoles en su casa de Los Ángeles a los 49 años. El cuerpo lo encontró su esposa, y fuentes de la oficina del forense apuntaban ayer la posibilidad de que la causa fuera una sobredosis de droga. Su compañero Joey Ramone había muerto hace un año por cáncer.

Dee Ramone se llamaba en realidad Douglas Colvin y nació el 18 de septiembre de 1952, en Fort Lee (Virginia). Creció en Berlín, donde su padre estaba destinado como militar y una de sus primeras diversiones de adolescente fue coleccionar recuerdos y objetos del III Reich. Su familia se trasladó posteriormente al barrio neoyorquino de Queens, en donde Dee Dee descubriría el rock y la heroína casi al mismo tiempo. Ninguna de ambas le abandonaría del todo a lo largo de su vida.

En los setenta, años de rock salvaje con The Stooges de Detroit y los travestidos The New York Dolls marcando rabiosa tendencia, Calvin empezó a buscarse la vida como camello, peluquero y empleado en una oficina de correos. Tras probar en varias bandas neoyorquinas como Televisión, pronto conocería a otro joven con sus mismas inquietudes musicales, John Cummings, y ambos decidieron rebautizarse musicalmente como The Ramones, junto a un desgarbado cantante llamado Jeff Hyman, que pasaría a llamarse Joey, y al primer manager del grupo, Tom Erdelyi, que se ocupó de los tambores. Cazadoras de cuero, zapatillas de deporte, tejanos ajustados y camisetas zarrapastrosas, flequillos y una actitud abiertamente provocadora fueron las galas que revistieron un rock rápido, elemental, tan sucio como marcaba la época y lleno de brillantes melodías y estribillos. Había nacido una leyenda que marcaría el rock.

Junto a los punks que llegaban de Inglaterra, el cuarteto desarrolló una impactante carrera con discos de canciones de tres minutos y que figuran en la discografía de honor de cualquier aficionado: Leave Home, Rocket to Russia, Road to Ruin. A pesar de algunos cambios en la batería, el grupo se mantuvo unido hasta que en 1989, Dee Dee dejaba el grupo de forma brusca y alegando incompatibilidades para realizar una corta incursión en el rap bajo el nombre de Dee Dee King. Después se trasladó a vivir a París con la idea de hacer una superbanda punk junto a otros gloriosos supervivientes del lado salvaje, como el ex Dead Boys Stiv Bators y otra leyenda de vida canalla: el guitarrista Johnny Thunders. Pero no fue lo mismo. Al tiempo, desarrollaba su interés por la pintura y escribrió una autobiografía, Lobotomy: Surviving the Ramones, y una novela, Chelsea Horror Hotel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de junio de 2002