Entrevista:PADDY WOODWORTH | Periodista irlandés

'La ilegalización de Batasuna tendrá unos efectos mucho más extendidos que el GAL'

El periodista irlándes Paddy Woodworth (County Wicklow, 1951) ha visto finalmente otro de sus sueños hecho realidad, la edición en castellano de Guerra Sucia, Manos Limpias, ETA, el GAL y la democracia española (Crítica). Y, al igual que en la presentación de la edición inglesa en Dublín, en junio de 2001, sigue pensando que el 'gran error' del PSOE y de Felipe González fue 'no admitir y encubrir la guerra sucia'.

Tal vez por eso en su libro, un auténtico thriller político 'dolorosamente honesto', según Paul Preston, utiliza la cita del personaje de Sartre en la novela Las manos sucias, Hoeder, un líder comunista que asume de manera implacable las consecuencias de la aplicación de la razón de Estado. 'Tengo las manos sucias. Hasta los codos. Las he hundido en suciedad y sangre. Pero ¿qué esperas? ¿Piensas que puedes gobernar inocentemente?'.

'El indulto para los terroristas de Estado mina los valores democráticos de un país'
'Los GAL fueron el factor más importante para el recambio generacional en ETA'

Pregunta. Mucha gente en España y muchos dirigentes del PSOE creen que no tiene ya mucho sentido seguir escribiendo y reviviendo las andanzas de una banda que dejó de matar en 1987.

Respuesta. La realidad es que los GAL sigue haciendo daño a la democracia española. Si el PSOE hubiera tenido la grandeza de hacer una cosa muy difícil: contarle a la sociedad que, bajo una enorme presión, se vieron obligados a responder con las misma moneda a ETA, asumiendo así los hechos... Pero todas esas declaraciones horriblemente ambiguas de González, Guerra, Rafael Vera, José Barrionuevo y Rodríguez Ibarra han hecho un daño enorme al país. No sólo no lo admiten, es que piensan que su contribución a la lucha contra ETA fue ejemplar.

P. Pero es que fue precisamente este asunto una de las palancas fundamentales para desalojar a González de La Moncloa.

R. Es cierto que el tema es muy complejo. Por un lado está la narrativa de los hechos de los GAL, luego la investigación, luego la obstrucción de esta investigación por parte del poder político y la manipulación de la investigación desde otros centros de poder políticos, mediáticos y financieros. Pero esa manipulación no exonera al PSOE de su responsabilidad.

P. González tildó esa manipulación de 'operación política por el poder espurio' que legitimó a ETA.

R. Lo cierto es que el factor más importante de recambio generacional de ETA fueron los GAL. Mucha gente pensaba, de manera absurda, que España no era una democracia, que no había libertades.

P. Usted, de hecho, acaba el libro con las declaraciones de la siguiente generación, de Egoitz Urrutikoetxea, hijo del ex dirigente de ETA y ahora parlamentario de Batasuna, José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, en el mismo tono y anunciando el indulto al general Galindo, condenado por el caso Lasa y Zabala.

R. La primera experiencia de Egoitz de la anterior guerra sucia [con la UCD] fue a los cuatro años cuando intentaron volar el coche en el que iba con su padre. Y la última vez que le ví intenté persuadirle de la situación de democracia en España. Y me contestó que todo era una farsa.

P. Usted resalta el indulto parcial en el caso Marey y que Vera y Barrionuevo sólo estuvieran en la cárcel 105 días, frente a la situación de los presos de ETA.

R. En ese sentido digo que los GAL siguen haciendo daño a la democracia española. ¿Cómo explicar a esa nueva generación que un secuestrador de ETA se pase la vida entre rejas y Vera y Barrionuevo salgan en 12 horas? De un terrorista sólo podemos esperar que utilice la violencia para lograr sus objetivos políticos, pero un servidor del Estado democrático, cuando asesina, está minando los valores que debe proteger. El castigo para el terrorista de Estado debería ser más fuerte. Pero reconozco que la justicia española ha demostrado la madurez alcanzada por la democracia española.

P. José María Aznar, subido en la ola antiterrorista tras el 11-S, cree estar librando la última batalla con la ilegalización de Batasuna.

R. Ilegalizar cualquier partido en una democracia es peligroso. En términos operativos, la relación entre ETA y Batasuna no se puede igualar a la que de hecho ha existido entre el Sinn Féin y el IRA. Pero ETA mantiene un poder mítico sobre ese mundo, una fuerza incontrolable. Creo que la ilegalización tendrá efectos negativos para la democracia. Cuando tenemos a la ETA con el apoyo social más bajo de los últimos 30 años, cuando en la izquierda abertzale hay mucha gente que critica la lucha armada, la respuesta inteligente sería dar paso a ese debate. La ilegalización les va a hacer presentarse como víctimas y reavivar su discurso de que España no es una democracia La ilegalización va a tener unos efectos mucho más extendidos que los GAL. Los GAL crearon un ambiente de miedo entre los refugiados vascofranceses, pero la ilegalización tendrá efectos en cada pueblo.

P. En la presentación del libro estuvo Laura Martín, viuda del último asesinado por los GAL, Juan Carlos García Goena, una de las acciones más extrañas.

R. Parece que fue un ajuste de cuentas de José Amedo con sus superiores políticos que nada tenía que ver con la estrategia de los GAL. Pero todavía Barrionuevo habla de Goena como de un etarra. Una de las cosas que más me horrorizó y fascinó es la falta de sensibilidad de gente culta, inteligente y sensible ante muchas otras cosas, con las víctimas del GAL. Eso se vío muy claro en el juicio por el secuestro de Marey.

P. Un hombre que murió tres meses después de presentar su libro en Dublín con la sensación de que no se le había hecho justicia.

R. Fue muy triste porque Marey murió sabiendo que sus secuestradores habían sido indultados y que estaban en la calle. Es una manera de torturar a la víctima a largo plazo. Un ciudadano humillado con el secuestro y una víctima olvidada después. Los únicos que le dieron la mano durante el juicio fueron los dos agentes de menor rango. Y él les deseó salud.

P. El caso GAL sigue abierto en los juzgados: Oñederra, Monbar, Brouard, la desaparición de Naparra.

R. Y el de García Goena. Laura está muy enfadada con Garzón por el archivo. Dice que tiene pruebas nuevas. Veremos si Garzón está dispuesto a tirar del caso Oñederra, el único donde puede investigar la estructura de los GAL y su relación con los aparatos del Estado. Casi todos los avances en la investigación han llegado por golpes de suerte. Y Vera siempre ha dicho que tiene más información.

P. Pero ha acompañado esa frase con otra: 'con la patria, como con la madre, con razón o sin ella'.

R. Es un súbdito leal al Estado, pero parece que está cambiando. Y con la condena de siete años de cárcel..., ¿quién sabe?

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 2002.

Lo más visto en...

Top 50