Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:GIRO DE ITALIA | CICLISMO

González, un cronómetro

El español gana la contrarreloj y Savoldelli sentencia la carrera

La penúltima jornada del Giro, como se esperaba, decidió una carrera que estaba casi sentenciada. En una prueba por eliminación -química, más que deportiva, por tantos casos de dopaje-, el italiano Paolo Savoldelli se defendió magníficamente en la última contrarreloj al norte de Milán y hoy hará el paseo triunfal definitivo hasta la ciudad lombarda. En medio de la relativa fiesta, el rodador español, Aitor González, de 27 años, se despidió a lo grande. Sacó otra vez su clase en este Giro devaluado y logró su segundo triunfo de etapa, tras el soberbio de la octava en el que atacó a falta de un kilómetro. Entonces hizo un ejercicio espléndido de potencia individual en solitario tras sorprender a sus últimos compañeros de escapada. Ayer, la cabalgada 43,9 veces mayor, a 47,6 kilómetros por hora en 45 segundos menos que el gran especialista ucranio Sergey Honchar, le sirvió para ascender del noveno al sexto puesto de la general quitándoselo a Fernando Escartín, que bajó al octavo. Juan Manuel Gárate, por su parte, no pudo subir al podio desde su magnífico cuarto puesto. Los que le precedían le superaron, según era previsible. Savoldelli incluso sacó 13 segundos a Tyler Hamilton, su único peligro al ser teóricamente mejor contra el crono. El estadounidense, que estaba 11 segundos por delante de Gárate, se fue 1m 22s más, y será segundo al final desplazando a Pietro Caucchioli. El italiano aún más inesperado, sumó otros 18 segundos a los 43 que tenía sobre el español y será el tercero.

Savoldelli, a sus 29 años, casi sin equipo -un modesto Alexia- y también con antecedentes de dopaje, ha aprovechado las ocasiones para acercarse a la maglia rosa, incluida la catarata de bajas por positivos, entre los que estuvieron hasta los dos últimos ganadores, sus compatriotas Stefano Garzelli y Gilberto Simoni. Precisamente éste último, al que se encontró cocaína en un control por sorpresa de la Agencia Mundial Antidopaje el 24 de abril, por lo que debió dejar el Giro el 24 de mayo, se confirmó ayer que también dio positivo con cocaína en el control de la novena etapa del día 21. Por si quedaban dudas. Su primera disculpa fue que podrían ser restos que quedaron en su boca tras ir al dentista. En abril.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de junio de 2002