Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

'En Málaga hay el urbanismo más de derechas de España'

Málaga
Francisco Oliva y Marisa Bustinduy se disputan mañana la candidatura socialista a la alcaldía de Málaga en las que están convocados a las urnas los 1.631 militantes de la capital. El portavoz municipal, Francisco Oliva, consiguió 459 firmas que avalaran su candidatura y la secretaria general de los socialistas malagueños, Marisa Bustinduy, 919 avales. Los candidatos han coincidido, desde que el 7 de mayo empezó la recogida de firmas, en numerosos actos, pero han evitado el contacto directo. Una victoria de Oliva tendría una enorme repercusión en el PSOE andaluz y su derrota le apartaría de la política. Un triunfo de Bustinduy consolidaría su liderazgo en la ciudad.

Francisco Oliva (Málaga 1946), militante socialista desde 1975, se enfrenta mañana a sus segundas primarias. Su victoria tendría una enorme repercusión en el PSOE andaluz y una derrota que le apartaría de la primera fila de la política en la que ha sido concejal, diputado, consejero, parlamentario andaluz y eurodiputado.

Pregunta. ¿Qué piensa cuando lee que el político que siempre se está quejando no es un líder?

Respuesta. Que quizá lo dice quien ha causado el daño.

P. ¿Cómo se pone en marcha otra vez un partido que fue tan dinámico en el pasado?

R. No hemos sido capaces de aprovechar la sinergia del triunfo de Borrell, que fue increíble en una primera etapa y el aparato la cercenó. Tampoco estamos aprovechando en Málaga el impulso de Zapatero, porque la gente que apoyó a Bono -la mitad prácticamente de Málaga- fue generosa en la votación de la ejecutiva y no observo ninguna generosidad en los que presumen en exclusiva de la representación de Zapatero aquí.

P. ¿Usted votó a Bono?

R. Sí. Se me ha llegado a decir que no participé en ese congreso, porque no voté a Zapatero. Y yo digo, hombre, también Chaves y Pendón y otros muchos más votaron a Bono.

P. ¿Hacia dónde va Málaga?

R. Yo creo que a la mediocridad, al conjunto de proyectitos inconexos, sin un discurso ni una idea global de ciudad. Y a que se enseñoreen los intereses particulares por encima de los públicos permanentemente.

P. ¿Cuáles son los problemas más importantes de la ciudad, en su opinión?

R. La falta de concepto de ciudad que conduce a una falta de autoestima en el ciudadano. La ciudad tiene que desprenderse de ese localismo ridículo y ejercer un liderazgo en la gran urbe que va desde Nerja hasta Estepona. La necesidad de que Andalucía tenga dos liderazgos, Málaga y Sevilla, se está haciendo desde la sensación de agravio. Y eso es señal de debilidad, no de superioridad.

P. Silo sí, o silo no.

R. Silo no.

P. ¿La Junta ha sido injusta con Málaga?

R. No lo creo. Pero en política cuando hay una sensación, es un sentimiento que hay que tener en cuenta.

P. ¿Hay diferencias entre el urbanismo que llevan a cabo los socialistas con el de los populares?

R. Hay una diferencia abismal entre uno y otro. En 16 años no hicimos nada como ese monumento a la masificación que es la Malagueta. Ahora, en poco tiempo ha surgido la agresión de los alrededores del Eroski, la masificación tremenda de Teatinos. Con el PSOE, en Huelin había unos intereses de la petrolera, que se sustanciaron fuera y allí todo es un parque. Con el PP, la otra petrolera, en la ronda intermedia, se queda con unos cientos de viviendas en esa zona. A la carretera de Cádiz no le hacen falta viviendas. Lo mismo pasa en Tabacalera y en Renfe. En Málaga tenemos el urbanismo más de derechas de España.

P. Juan Fraile (PSOE), presidente de la Diputación, hizo unas declaraciones, diciendo que no le importaría vender suelo público para gastarlo en otras actividades. ¿Eso también es de derechas?

R. Me parecieron desafortunadísimas esas declaraciones. Eso es Gil. El patrimonio de suelo debe servir para hacer viviendas para la gente que tiene menos posibilidades. El 60% de los malagueños se han quedado fuera del mercado de la vivienda.

P. Defíname en pocas palabras a algunos dirigentes políticos. Felipe González.

R. Brillantez

P. Zapatero.

R. Esperanza.

P. Chaves.

R. Constancia, tenacidad.

P. Asenjo.

R. Inteligencia.

P. Fraile.

R. Cazurro.

P. Aparicio.

R. Encantador.

P. Celia Villalobos.

R. Muy lista.

P. De la Torre.

R. Le viene grande Málaga.

P. Qué haría con la movida.

R. Respeto, diálogo y libertad.

P. Qué proyecto le pediría a la Junta que hiciera en Málaga.

R. El intermodal de transporte. La circulación es la gran asignatura pendiente de Málaga y el transporte público es la única posibilidad de que haya futuro en la calidad de vida de los ciudadanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de junio de 2002