Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa de Arteaga considera 'subsanables' las irregularidades de la vivienda de Ardanza en Urdaibai

La alcaldesa de Gauteguiz de Arteaga, la peneuvista Arantza Madariaga, considera 'subsanables' las irregularidades constatadas en la vivienda que se está construyendo en la reserva de Urdaibai el ex lehendakari y actual presidente de Euskaltel José Antonio Ardanza. Madariaga dijo a este periódico que ha abierto un expediente administrativo y anunció que resolverá atendiendo a las conclusiones de los dos informes técnicos: el del arquitecto muniicpal y el del arquitecto del Patronato de Urdaibai, el órgano de gestión de la reserva.

La primera edil reconoció que los dos informes son similares al hablar de la existencia de seis irregularidades en la reforma del caserón original -edificado en los 60-, entre ellas, la construcción de dos plantas no incluidas en el proyecto, la superación en 1,20 metros de la altura autorizada y la habilitación de una piscina.

Madariaga descartó la paralización de los trabajos 'porque con ello no se evita ningún mal mayor. En otros casos se ha parado [una obra de edificación] para evitar que la posible infracción se siga desarrollando, pero no es el caso'. Añadió que esta semana trasladará ambos informes técnicos a Ardanza para que pueda presentar sus alegaciones. Aunque se remitió a las conclusiones definitivas de los dos arquitectos, mostró su creencia, con los datos disponibles, de que la sitiuación 'es subsanable'. 'En los proyectos siempre hay cambios y lo que se acostumbra es presentar las modificaciones al hacerse la liquidación de obra. En este caso hubiera sido también así porque yo sabía que había modificaciones sobre el proyecto', agregó.

La alcaldesa defendió la flexibilidad en este asunto 'como se ha hecho con otros' y recordó que hasta ahora no ha mandado demoler ninguna edificación 'si existe una solución'. La decisión final será adoptada por el Ayuntamiento de Arteaga, aunque al tratarse de una vivienda ubicada en una zona no urbana debe plegarse a la ley de Urdaibai.

El Patronato de la reserva tiene abiertos actualmente nueve expedientes por edificaciones ilegales, pero casi todos se refieren a la construcción de chalets en zonas en que no está permitida ninguna actuación urbanística. En algunos casos, los ayuntamientos han concedido licencia pese al informe desfavorable del Patronato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 2002