Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Mundial 2002

La lesión fantasma de Zahovic

'Un milagro'. Éso es lo que, según Zahovic, necesita Eslovenia para derrotar a España, ante la que hará su debú mundialista el próximo domingo. El ex jugador del Valencia, y principal estrella del equipo, ha sido noticia en los últimas días por una supuesta lesión que incluso podría hacer peligrar su participación en ese histórico choque. Pero no hay tal lesión.

'Estoy bien', dijo Zahovic el martes, cuando le preguntaron por esos dolores de espalda que, al parecer, sufría. Srecko Katanec, el seleccionador esloveno, confirmó su buena forma.

Zahovic, actualmente en el Benfica, saltó como un resorte cuando fue cuestionado sobre la defensa española. 'No estoy de acuerdo con quienes dicen que es débil y que Hierro es lento. Hay que jugar contra ellos para ver qué hay de lentitud y qué de calidad, porque si Hierro es lento no entiendo cómo ha ganado tres Ligas de Campeones con el Madrid en cinco años', comentó.

Mientras tanto, Katanec aseguró ayer que su equipo está en plena forma para enfrentarse a España.

En estos días, Eslovenia concluye su preparación en la isla de Chejú y se dispone a dar el paso más importante en la magra historia de su fútbol. El encuentro con España será el primer choque mundialista del país alpino, que completó su clasificación para la Copa del Mundo eliminando a Rumania y Yugoslavia.

Eslovenia se mantiene invicta en competiciones oficiales desde que fue derrotada precisamente por España (2-1) en la Eurocopa de 2000. Siempre fue siempre considerada el rincón que menos futbolistas producía de la antigua Yugoslavia, lo que no impidió que dejara fuera del Mundial a Pedja Mijatovic y compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 2002