Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los accionistas de Quiero TV pretenden cerrar las emisiones

La junta general de accionistas de Quiero TV se reunirá el próximo lunes para decidir el cese unilateral de las emisiones a partir del 1 de junio de la televisión de pago, tras haber rechazado ayer el Gobierno su petición de resolver el contrato.

Pese a esa decisión gubernamental, fuentes del accionariado consideran inviable seguir con las emisiones, puesto que el coste mensual de mantenimiento alcanza los 24 millones de euros. Quiero TV, que cuenta con poco más de 90.000 abonados, perderá los avales de 34 millones que depositó cuando obtuvo la licencia, en 1999. Coincidiendo con la junta, el lunes se manifestarán en la sede de Tres Cantos los 150 trabajadores de la plataforma.

A la espera de la decisión final sobre el futuro Quiero TV, el PSOE ha presentado una proposición no de ley en el Congreso en la que insta al Gobierno a que redistribuya el espectro radioeléctrico de la plataforma (14 canales) entre aquellos operadores de televisión de ámbito estatal que lo soliciten. Con esta iniciativa, defendida por el portavoz socialista en la comisión de Ciencia y Tecnología, Alfredo Pérez Rubalcaba, se pretende impulsar la digitalización en España y garantizar la capacidad de esos operadores para ofrecer servicios interactivos a sus abonados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de mayo de 2002