Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RUPTURA DEL DIÁLOGO SOCIAL

Cuevas afirma que el Gobierno ha sentado un grave precedente

El presidente de la patronal CEOE, José María Cuevas, advirtió ayer al Gobierno sobre la tentación de emprender una reforma de la negociación colectiva sin atender a los sindicatos y la patronal, y por decreto, como la del desempleo. Cuevas, que acudió a Vitoria a la asamblea de la patronal alavesa, SEA Empresarios Alaveses, que celebraba su 25º aniversario, señaló: 'Si se crea este precedente para la negociación colectiva, se equivocarían gravemente'.

El dirigente empresarial se quiso quedar al margen de la decisión del Gobierno y tan sólo dijo que era un problema entre el Ejecutivo y los sindicatos y que los empresarios se habían quedado al margen.

Sin embargo, Cuevas advirtió al Gobierno de que el deterioro del clima social no es bueno en general para la economía. Cuevas lamentó que se haya roto 'el clima de entendimiento' entre los agentes sociales y el Ejecutivo. Dijo desconocer los detalles de lo aprobado por el Gobierno y subrayó que no quería 'lanzar acusaciones' sobre este deterioro de la relaciones sociales. Para Cuevas, el Gobierno 'ha planteado correctamente' la reforma del desempleo, y han sido los sindicatos los que no han querido entrar a discutirlo. 'Habrán pensado que es imposible llegar a un acuerdo y han decidido tirar por la calle de en medio, pero han puesto en peligro el clima de entendimiento', señaló.

Cuevas señaló que habría entendido 'más una huelga general si se hubiera producido después de la consulta y la discusión' de la reforma. También señaló que el paro tenía un componente político importante, pero que entendía que había para los sindicatos 'un método que no es aceptable'.

Más flexibilidad

El presidente de la patronal se mostró más preocupado por la reforma de la negociación colectiva, un asunto en el que pidió mayor flexibilidad tanto para la normativa como para los convenios colectivos concretos. Cuevas aseguró que no se podía seguir con unos convenios en los que lo que se firma 'sea para siempre'. Pese a considerar que es buena una reforma de la negociación colectiva, también dijo que se debe hacer en otro clima social. El dirigente patronal no entiende un reforma desde arriba porque es un mecanismo que establece las relaciones entre sindicatos y empresarios.

Por esta razón, le pidió al Gobierno que no trate de impulsar una reforma desde arriba. Le recordó que el sistema ha funcionado bien y que lo bueno de una normativa es que exista y no perturbe a las partes. Así, hizo referencia en su intervención a Ortega y Gasset, aludiendo a que su esposa era como sus piernas, algo esencial. De la misma forma, Cuevas considera esencial una normativa de negociación colectiva correcta y pactada entre los agentes sociales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de mayo de 2002