Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encabo niega haber sido titular de cesiones de crédito

Ana Encabo, subsecretaria de Planificación y Estudios de la Generalitat Valenciana, en uso del derecho de rectificación previsto legalmente, remitió el viernes un requerimiento notarial a este diario exigiendo que se difunda el siguiente texto en relación con una información publicada hace una semana:

'Doña Ana Encabo Balbín no es ni ha sido titular de ninguna cesión de crédito del Banco Santander y nunca depositó cantidad alguna de dinero en dicha entidad bancaria.

Consecuentemente, resulta imposible que obtuviera ningún tipo de rendimiento de una inexistente cesión de crédito del Banco Santander. En concreto, nunca ha ingresado en su patrimonio un supuesto rendimiento ascendente a la cantidad de más de 90.000 euros derivados de todo ello.

Asimismo, tampoco por parte de la Agencia Tributaria se ha instado reclamación alguna contra doña Ana Encabo Balbín, en relación a tal supuesta cesión de crédito o a rendimientos derivados de la misma, tomando en consideración la inexactitud de todo ello, y la ausencia de obligación de declaración tributaria por parte de la misma.

Es totalmente inexacto que doña Ana Encabo Balbín, en cualquier momento desde la incoación de actuaciones judiciales, en 1992, en relación a cesiones de créditos del Banco Santander, haya prestado declaración en las mismas o que haya sido objeto de la instrucción practicada en tales actuaciones judiciales.

Por todo ello, en el auto dictado por la Audiencia Nacional el pasado 22 de abril, en ningún caso figura mención alguna de doña Ana Encabo Balbín, ni se alude a la misma como sujeto de investigación de cualquier tipo'.

Encabo ocupa la subsecretaría de Planificación y Estudios desde agosto de 1999, meses después de que Eduardo Zaplana alcanzara la mayoría absoluta en las elecciones autonómicas celebradas en mayo de ese año. Está casada con Luis Fernando Cartagena, que fuera consejero de Obras Públicas del primer Gobierno constituido por Zaplana en julio de 1995.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de mayo de 2002