Reportaje:

El dolor, en todas partes

'La espalda del mundo' ilustra la reflexión sobre los desheredados en 'La noche temática'

Cuando, hace ahora más de tres años, el productor Elías Querejeta, el guionista Fernando León de Aranoa y el director Javier Corcuera comenzaron el largo proceso que llevó a la realización de 'La espalda del mundo', el laborioso documental que esta noche emite La 2 dentro de La noche temática (22.45), los que a la postre serían los tres personajes principales de la película vivían en condiciones personales no muy diferentes a las que seguramente siguen presidiendo hoy su existencia.

Uno, el niño peruano Guinder Rodríguez, no tiene 11 años, sino 14, y, salvo milagro, seguirá picando piedra en una cantera de las afueras de Lima, como viene haciendo desde que tuvo fuerza y maña para cargar con las herramientas de su modesto oficio.

Otro, el exiliado Mehdi Zana, seguirá intentando cocinar los platos típicos de su Kurdistán turco natal en la remota Suecia, esperando que su esposa, Leyla, apure el trago de los 15 años de cárcel que le tocaron, nunca mejor dicho, en un país en el que la justicia trata con ejemplar mala fe a los perseguidos kurdos por hablar en su lengua en el Parlamento turco, para el que había sido elegida democráticamente. Y otro, en fin, Thomas Miller, tras la enésima apelación -la última en febrero pasado- de su abogado contra la ejecución que lleva esperando desde ¡1988!, seguirá contando los días en el corredor de la muerte de la prisión tejana en la que malvive desde entonces. En la actualidad está en espera de que se revise su caso tras una campaña internacional que ha conseguido parar la ejecución.

Multipremiada

Esos tres testimonios fueron los que Querejeta, Corcuera y León eligieron de entre los muchos que cosecharon en la realización de su película, multigalardonada en varios festivales desde su estreno, en San Sebastián 2000, donde recibió el Premio Internacional de la Crítica. 'El niño', 'La palabra' y 'La vida': así se llaman los tres episodios que constituyen el filme. Pero hubiesen podido ser otros los testimonios elegidos. Porque la lección que queda, una vez vistas las impactantes, pero al tiempo muy contenidas, incluso bellísimas, imágenes del documental, es que nadie está seguro en el mundo en que vivimos.

O para decirlo con más precisión, depende en gran medida de dónde se nazca, de qué color de piel se tenga o de qué lengua se hable para potencialmente sufrir o no las mismas drásticas contingencias que dan sentido, o sinsentido, a la vida de los protagonistas. Que el título general de La noche temática de hoy sea 'Desheredados de la Tierra' es el mejor resumen para 'La espalda del mundo'. Y aunque una película sea incapaz de cambiar el mundo, por lo menos a ésta le cabe el honor, tan poco habitual en nuestros días, de haberse sabido convertir en un faro que ilumina, siquiera durante un rato, algunos de esos rincones sociales oscuros de los que la globalización neoliberal pretende olímpicamente desentenderse.

[La noche temática se completa con la emisión del largometraje Rosewood (1997), dirigido por John Singleton].

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS