Reportaje:

Respuestas para adolescentes

Dos recién licenciados publican la revista de orientación académica que hubieran deseado tener en Secundaria

Ellos dos hacen prácticamente todo. De principio a fin. Recaban la información, la escriben, la editan, buscan las fotos, la publicidad, los lectores, contestan el teléfono... van al notario y a Hacienda. Aunque encargan a una persona la maquetación de las páginas, ellos son desde el editor hasta el becario. Todo para sacar a la calle la revista Ataria. Jara Calvo e Igor Ahedo, ambosde 24 años, ya preparan el segundo número de la revista. Con una tirada de 40.000 ejemplares, y gratuita, llegará a su destino a finales de mes.

'Ataria es la revista que nos hubiese gustado tener cuando estudiábamos en Secundaria'. Ni más ni menos. Así presentan su publicación Calvo y Ahedo en su primer editorial. También apuntan en esas líneas su propósito de que la revista sea 'tan diversa, plural, multicultural como la sociedad vasca'.

Ataria incluye en las 34 páginas del primer número información general sobre las distintas opciones que un estudiante tiene al acabar la ESO y el Bachiller, o si decide abandonar los estudios. Todo ello lo explican de manera muy gráfica y clara. En los próximos números prometen detallar más los diversos itinerarios, incluso con testimonios de personas que los han hecho. Unos contenidos son en euskera y otros en castellano. También informan sobre cuestiones no académicas, pero importantes para los adolescentes de 14 y 15 años, a quienes va dirigida la revista, como los trastornos alimentarios, asunto abordado en el primer número. Las páginas incluyen asimismo espacio para temas de ocio.

Tras patearse toda la comunidad autónoma, han logrado colocar su primer número en el 90% de los centros de secundaria públicos y privados de Euskadi. Llega de manera gratuita a sus respectivos gabinetes de orientación académica. Como suele ocurrir en estos casos, encontrar la clientela ha sido más fácil que convencer a los anunciantes, aún escasos. Dicen mimar con esmero los contenidos porque sus lectores son menores de edad. Saben que un pequeño desliz puede echar al traste todo el proyecto.

Lo que empezó hace un par de años como un trabajo de la universidad -estudiaron Periodismo en Leioa-, que consistía en idear una empresa de comunicación, se ha convertido en realidad. Gestaron Ataria porque cubría un hueco existente. Animados por su profesor, presentaron el proyecto en Lan Ekintza, un vivero de empresas del Ayuntamiento de Bilbao. Fue aceptado y lograron ayuda económica, además de un local que aún usan como base. Este apoyo no ha evitado que hayan tenido que endeudarse con el banco.

Han trabajado sin descanso durante meses, desbordan ilusión y ahora se enfrentan al vértigo de saber que cada mes hay que pagar a la imprenta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción