Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Proposiciones y preposiciones

Cómo anda la lengua. Resulta que el fiscal Ancos se trae en las ancas, como si fuera un pollino, una frase que finalmente le ha traído a mal traer y que tenía por objeto directo el trasero de las empleadas de Hipercor. Ante la indignación de diversos colectivos, incluso gramaticales, el deslenguado habrá tenido que irse con sus anacolutos y copulativas a fiscalizar a otra parte. Sin embargo, hay que salir al paso enseguida de quien sólo ve política en la judicialización o judicialización en la política, porque a veces basta con ser político para decir también procacidades. Que se lo pregunten, si no, a don Xabier, que ha dicho sin inmutarse que se pasará al PP y al PSOE 'por la entrepierna'. Podía haber dicho por el arco de triunfo, que suena más eufemístico; en cambio, la conjunción de entrepierna y don Xabier, suena francamente lamentable. Pero nadie se ha quejado, ni siquiera el colectivo de entrepiernas.

Aunque para chasco el que se han llevado algunos con lo de Eudel. Resulta que confiaban en que la moción firmada por todos traería implícita la expulsión de Batasuna de los ayuntamientos donde gobierna en minoría. Pero no se trata de eso sino, según declara su presidente -el de Eudel, no el de las minorías-, de comprometerse 'a futuro a que cualquier acuerdo político requiera de las fuerzas actuantes que compartan los principios y los compromisos pactados'. He aquí una bonita proposición que resulta de lo más confusa por culpa de dos preposiciones. La expresión 'a futuro', tan querida por ciertas cúpulas, no quiere decir nada salvo para quienes comparten la jerga. Si fueran consecuentes tendrían que decir 'a pasado' y 'a presente' y, si fueran rigurosos, 'en el futuro' o 'de cara al futuro'. En cuanto a la frase que comienza con el 'requiera de', está construida sobre la ambigüedad, pues no deja claro que se requiera algo de alguien, sino que abre la puerta al requiero de ti: se requiere de los que comparten los principios y los compromisos pactados. La cosa se hubiera solucionado con unas comas, pero los periodistas también se duermen.

Pues bien, para frase redonda la que ha dejado caer Egibar en un libro. Porque resulta que ha escrito un libro. Bueno, un capítulo. En él habla cómo no, de soberanismo, pero con tratamiento de alubias, es decir con todos los sacramentos. Democráticos, se entiende. Lo que ya no se entiende tanto es qué ha querido decir con este párrafo: 'Siempre y cuando se manifiesten por vías exclusivamente políticas y pacíficas, tan legítimo y democrático es un problema de modelo de país que desarrolle el sentimiento de pertenencia nacional español, francés o vasco'. Parecía que los políticos estaban para aportar soluciones y va y ocurre que están para predicarnos problemas de modelo de país. Eso contando con que los problemas sean legítimos. Y democráticos. ¿Cómo será un problema antidemocrático? ¿Qué encaje -este término les encanta- tendrán los problemas que sean ilegítimos y antidemocráticos? ¿Se resolverán a futuro, pero por la vía de la no exclusión?

Más vale que don Xabier visite más la semántica, por lo común, que la entrepierna. Así, en su labor de intérprete del lehendakari cree saber que la consulta que propone Ibarretxe no es un referéndum aunque tampoco queda muy claro qué pueda ser, al menos después de la explicación xaberiana: 'Una consulta, según como sea, tampoco es idéntica a un referéndum'. La aseveración parece digna más bien de un tratado de ontología que de un periódico. Aunque quizá deba incluirse en una antología de la banalidad porque será el ser de la consulta el que determine qué es. En los comentarios subsiguientes, don Xabier especificó que hay muchas consultas que son algo más que encuestas y algo menos que referendos, y puso el ejemplo de Amorebieta, donde la alcaldesa del PNV hizo una consulta sobre una central energética y allí no pasó nada. Don Xabier olvida que sí paso algo, que la alcaldesa tuvo que dar marcha atrás porque su iniciativa no le había sentado bien al... ¡PNV! Y es que suceden cosas muy raras cuando uno se pasa el diccionario, la gramática y la memoria por el forro de... las cubiertas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS