Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dirigentes del partido de Fortuyn aseguran que existen amenazas contra sus miembros

La policía holandesa mantiene que el ecologista radical detenido actuó en solitario

La policía holandesa negó ayer que existan amenazas contra otros dirigentes del partido de Pim Fortuyn, el líder populista de ultraderecha asesinado por un joven el pasado lunes a pocas fechas de las elecciones legislativas en Holanda, que tendrán lugar el próximo día 15. Volkert van der Graaf, de 32 años, un ecologista amante de la protección de animales, fue acusado ayer de ser el único sospechoso del crimen que ha conmocionado a Holanda y de tenencia ilícita de armas tras comparecer a puerta cerrada brevemente ante un juez de Amsterdam.

El acusado deberá presentarse nuevamente en un plazo de 10 días ante una sala compuesta por tres magistrados. El presunto asesino, que se cree que actuó solo, se niega a declarar y se encuentra internado en un centro de detención que las autoridades no han querido revelar por razones de seguridad.

Mat Herben, portavoz de la denominada Lista Pim Fortuyn (LPF), el partido del político asesinado, aseguró que 'la policía trata de impedir que se cometan nuevos atentados' contra otros candidatos del partido. Según Herben, el sospechoso pertenece a 'un grupo extremadamente peligroso de cinco personas'.

Sin embargo, fuentes policiales afirman no tener pruebas de que otras personas participaran en el crimen ni tampoco dispone de información sobre amenazas de muerte contra otros compañeros de Fortuyn.

Algunos diarios holandeses apuntaban ayer sin dar mucho detalle la posibilidad de que Van der Graaf y su organización estuvieran implicados en el asesinato, aún no esclarecido, en 1996, de un funcionario municipal que se encargaba de temas de medio ambiente en el pueblo de Nunspeet, en el noreste. La policía manifestó desde el primer momento que el joven ecologista, que está casado y tiene un bebé, no tenía antecedentes penales. Un portavoz de su movimiento dijo que su bandera ha sido siempre pacifista y que se sirven de la ley para denunciar casos de abuso animal y contra los intereses de la agroindustria.

Las autoridades facilitan escasa información sobre Van der Graaf, un militante remunerado de una pequeña organización ecologista relativamente conocida llamada Milieu Offensief (VMO, en sus siglas en holandés, Ecología Ofensiva, en español), que él mismo fundó en 1992 con el objetivo de proteger a los animales y combatir por medios legales el desarrollo de sectores como la industria cárnica.

Britta Böhler, una abogada alemana especialista en temas de medio ambiente y que se interesó en 1998 por ayudar a Abdulá Ocalan, el líder del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), actualmente encarcelado en Turquía después de haber sido condenado a muerte, se hará cargo de la defensa.

Ayer todos los medios locales recogían unas manifestaciones en las que el presunto sospechoso confesaba hace tiempo su pasión desde niño por los animales y la comida vegetariana a través de la página web de su organización, que tiene su sede en Wageningen. En la universidad de esta ciudad, situada al este del país cerca de la frontera alemana, comenzó la carrera de Medio Ambiente que no completó. Ahora estaba matriculado en una diplomatura sobre esa materia en un centro de Deventer, en el este, cerca de su casa de Harderwijk, a unos 50 kilómetros al este de Amsterdam.

Personas allegadas al detenido afirman que se trata de una persona 'tranquila y reservada' y un abogado amigo confesó en la televisión sentirse perplejo de que 'a una persona como él se le haya pasado por la imaginación recurrir a la violencia'. Pero lo cierto es que la policía parece haber encontrado en la casa la misma munición descubierta en el lugar del crimen, en Hilversum, cerca de Amsterdam, cuando Pim Fortuyn se dirigía a su automóvil tras una entrevista radiofónica.

Sin móvil confesado

Es un misterio qué razones le impulsaron al presunto asesino para descerrajar cinco tiros contra la víctima. Algunos apuntan que Fortuyn era partidario de abolir la prohibición de cría de animales para la venta de piel. Sin embargo, en un libro ideario que publicó hace dos meses y que se convirtió en un éxito de ventas, el líder del LPF escribió que para él el bienestar de los animales debe ser una prioridad y que hay que prestar más cuidado en los métodos de la producción agroindustrial.

El féretro con el cadáver de Pim Fortuyn será expuesto hoy en la catedral de Rotterdam, la ciudad donde su grupo logró un éxito clamoroso en las elecciones municipales del pasado mes de marzo. Mañana será oficiado el funeral, en una ceremonia bastante reservada a la que, sin embargo, han anunciado que acudirán el primer ministro en funciones, el laborista Wim Kok, y otros miembros del gabinete así como un representante de la reina Beatriz.

Por la tarde, el político asesinado será enterrado provisionalmente en el panteón familiar a una veintena de kilómetros de Amsterdam antes de ser trasladado a Pordenone, en el noreste de Italia, donde el político tenía una casa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de mayo de 2002