Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
USUARIOS

Fidel Castro, hijo: 'En Cuba no hay más limitaciones que las derivadas de la técnica'

El hijo del presidente cubano es programador

El académico de Ciencias Fidel Castro Díaz-Balart (1949), hijo del Presidente de Cuba, viaja con un discreto PC Compaq equipado con un Pentium 3 de medio Gb. 'No tengo un gran aparato'. En la isla, dice, se pasa muchas horas sentado y navegando por Internet.

Físico, doctor en energía atómica por Moscú y ex jefe del programa nuclear de Cuba, es 'consejero en asuntos de ciencia y tecnología y para la industria de la información'. Castro rechaza todos los informes internacionales que hablan de censura de la Red en su país. 'No existen otras restricciones al acceso a las tecnologías (informáticas y a la red) que las derivadas de la técnica o el paso a través de centros institucionales'.

Afirma que 'no hay ahora ningún tipo de obstáculo esencial que impida el pleno desenvolvimiento de la cultura, del desarrollo de la inteligencia y del individuo'.

Réplica física del padre, Castro Díaz-Balart dice no tener aspiraciones políticas. 'Categóricamente. No hay puntos de encuentro entre el científico y el político, por forma de ser'. Con nueve años entró en la Habana sobre un tanque, en enero de 1959. Ahora presenta en Europa su libro Ciencia, innovación y futuro, en el sello Grijalbo de la editorial Random House Mondadori.

'Soy programador de máquinas 'mainframe' (grandes) tipo IBM 360-370', detalla a Ciberp@ís. 'Usaba el 'Fortran' (lenguaje de programación). Antes de la lluvia de microcomputadoras, ya tenía relación con la informática. Mi primer ordenador a principios de la década de 1980 debió de ser Apple o un IBM; han pasado tantas generaciones ya'.

Restricciones

Castro destaca la alta densidad de científicos cubanos en I+D, en una media semejante a la UE: con 700.000 graduados en las 52 universidades de Cuba, un país con 11 millones de habitantes. 'No existe el fenómeno del robo de cerebros. Nuestras fuerzas, este ejército de científicos, esta pléyade de cerebros, pueden realizar su trabajo. Es verdad que hay obsolescencia de equipos en una sociedad que defiende valores y principios, un sistema'. 'Navego por Internet, en lo personal y en lo profesional, cada vez que necesito comunicarme por correo o tener acceso a la última información. Leo la prensa y tengo las páginas favoritas, muchas de mi especialidad'. Sus hijos también navegan: la mayor, Mirta, es doctora en Matemática; Fidel Antonio estudia física nuclear y el pequeño, José Raúl, quiere cursar cibernética.

'En Cuba todos pueden usar Internet. Tenemos los problemas de navegación y ancho de banda de los países del sur, el acceso a la última tecnología. A través de instituciones sí se puede navegar. Nosotros no podemos asegurar que todos tengan un PC. Sin embargo, a los clubes de computación van los jóvenes de todas las provincias, y también a las instituciones docentes o empresariales. Todos tienen acceso'.

En el plano teórico, 'las limitaciones vienen dadas por razones económicas: las líneas no están en el último estadio de la tecnología, pero por ello se crean centros, no de gran potencia, pero sí de 128 MB'.

En las zonas rurales aisladas, en áreas montañosas, donde no hay red eléctrica, Castro detalla que el Estado ha instalado 'dos mil paneles solares para que se pueda acceder a una televisión, un vídeo y una computadora. Esto tiende a revolucionar la enseñanza de la informática, con una incursión tan masiva'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de mayo de 2002