Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Instituto de la Juventud ofrece este verano 1.315 plazas en campos de trabajo

La Junta de Andalucía ofrece este verano un total de 1.315 plazas en campos de trabajo para personas con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años. Del total de plazas, 815 corresponden a campos ubicados dentro de Andalucía; 405, en el extranjero y 95 se reservan para intercambio internacional, según explicó ayer en Jaén el director del Instituto de la Juventud, Joaquín Dobládez.

Dobládez reconoció que la oferta duplica a la demanda, es decir, que más de 60 ayuntamientos han presentado proyectos para instalaciones de vacaciones y trabajo en programas medioambientales, sociales o de restauración. El programa tiene un presupuesto de 300.590 euros. El proyecto de campos de trabajo, que comenzó en 1986, ya se ha consolidado, destacó Dobládez, y se ha ido modificando. Si en los primeros tiempos predominaban los campos con contenido cultural destinados a la restauración del patrimonio, ahora, los jóvenes demandan más los relacionados con el medio ambiente y los de carácter de voluntariado social. En este último apartado, este año destacan dos campos, los de Jódar (Jaén) y Béjar (Almería), donde los participantes trabajarán con niños de barriadas marginales para establecer cursos de reforzamiento de lectura y juegos.

El plazo para solicitar una plaza en los campos internacionales ya está abierto, el próximo miércoles se podrán pedir para ir a otras comunidades autónomas y desde el día 15 estará abierto el periodo para reclamar la participación en un campo de trabajo andaluz.

Los datos del Instituto Andaluz de la Juventud indican que los jóvenes andaluces que optan por viajar a otros países para participar en campos de trabajo eligen mayoritariamente Francia, Reino Unido y Alemania. Dentro de España las preferencias de los jóvenes andaluces se centran en el norte del país. El retrato tipo de los participantes en los campos de trabajo es el de una mujer (60% de presencia) de 22 años y estudiante universitaria (80% de los casos).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de mayo de 2002