Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

A propósito de la colegiación obligatoria

Me gustaría que se me explicase el fundamento jurídico, a la luz de la filosofía del derecho, del porqué de la obligatoriedad de pertenecer a un colegio profesional cuando no se ejerce actividad profesional alguna de carácter privado y, por tanto, la propia Administración puede controlar las actuaciones de los facultativos, de manera que queden suficientemente garantizados los derechos de los usuarios.

Por otro lado, pienso que este organismo tiene un carácter marcadamente obsoleto y arcaico y se beneficiaría de la posibilidad de que los médicos pudiéramos acercarnos a él voluntariamente. A mí personalmente, y a muchos compañeros, nos resulta francamente irritante y de dudosa consideración democrática tener que pertenecer a este órgano corporativo, de cuya vitalidad son expresiones notables sus publicaciones periódicas, a las cuales me remito para dar fe de su anquilosamiento. Ocupadas en procurar viviendas de alto nivel para los médicos, homenajes llenos de pompa y solemnidad, cursillos de controvertido nivel científico, etcétera, y que poco tienen que ver con las actividades de otras corporaciones y sociedades científicas de otros países de nuestro entorno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de mayo de 2002