Crónica:La jornada de Liga | FÚTBOLCrónica
i

El Valladolid condena al Tenerife

Seguidores locales agreden al final del encuentro a sus jugadores Lussenhoff y Marioni

El Real Valladolid consiguió ayer una gran goleada que deja al Tenerife al borde del abismo de la Segunda División, y tendrá que apurar sus mínimas posibilidades en los dos partidos que restan, especialmente el próximo fin de semana en el derby regional en Las Palmas que también se jugará la permanencia. El conjunto canario vio con desesperación como los goles iban llegando poco a poco sin poder contrarrestar en ningún momento el juego del Valladolid. La afición, que confiaba en una victoria para seguir soñando con la salvación, acabó el partido resignada, aunque algunos energúmenos buscaron culpables en el vestuario e incluso agredieron a dos futbolistas, Lussenhoff y Marioni, cuando se marchaban del estadio en su vehículo, aunque, según algunos testimonios, la pérdida de nervios se produjo también en los propios jugadores al responder a los insultos.

TENERIFE 1| VALLADOLID 5

Tenerife: Julio Iglesias; Javi Venta, Alexis, Mustafá (Jaime, m. 33), Basavilbaso; Jordi (Rubén, m. 40), Lussenhoff, Bino, Martí, Xisco (Hugo Morales, m. 52) y Marioni. Valladolid: Ricardo; Torres Gómez, Peña, Gaspar, Marcos; Mario, Sales, Jesús (Ricchetti, m. 80), Fernando, Luis García (Eusebio, m. 75) y Tote (Chema, m. 85). Goles: 0-1. M. 12. Fernando Sales, de disparo cruzado. 0-2. M. 27. Luis García, a puerta vacía. 0-3. M. 72. Contraataque de Sales que sirve a Luis García para batir a Iglesias. 1-3. M. 76. Marioni, de tiro cruzado desde dentro del área. 1-4. M. 86. Chema da el pase de la muerte a Sales, que marca. 1-5. M. 88. Chema, en jugada individual. Árbitro: López Nieto. Amonestó a Marioni, Hugo Morales, Jaime, Jesús y Sales. 20.000 espectadores en el Rodríguez López.

El partido fue desde el principio un despropósito del Tenerife que se vio desbordado en velocidad por el centro del campo y el ataque del Valladolid. El equipo de Moré buscaba la espalda de una defensa lenta y por ahí llegaron los dos primeros goles de la primera parte y otras claras ocasiones que no se materializaron. Tras el 0-2, Javier Clemente trató de recomponer el equipo, con la entrada de Jaime y buscó con más insistencia la portería rival, con la presencia de Hugo Morales y el debutante del filial Rubén, que fue uno de los destacados del choque.

Pero los cambios no dieron resultado. El Valladolid se bastaba con mucha solvencia en la zona defensiva, neutralizaba los desangelados y previsibles ataques canarios, y montaba numerosos contraataques, uno de los cuales acabó en el tercer gol. El tanto de la sentencia fue obra de Luis García, un jugador que la pasada campaña fue clave en el ascenso del Tenerife a Primera y que ayer se convertía, con dos dianas, en el verdugo de su ex equipo. Aunque Marioni logró anotar el gol del honor, el Valladolid mantuvo su ritmo y marcó en la recta final otros dos goles con jugadas rápidas y verticales que dejaban al descubierto las carencias defensivas del Tenerife.

Con la goleada en todo lo alto del Rodríguez López, la afición tinerfeña se resignó a su suerte y comenzó a desfilar del estadio haciendo cuentas sobre las escasas posibilidades de permanencia a falta de dos partidos para que finalice la competición. Tan sólo unas decenas de seguidores dieron la nota negativa y buscaron responsabilidades entre la plantilla blanquiazul. Pero, incidentes al margen, la mayoría de la hinchada sacó como principal conclusión que el milagro de mantenerse pasa por una victoria en el estadio Insular en un derby contra la UD Las Palmas que en las últimas jornadas se ha complicado mucho su futuro. Después de muchas semanas de polémica sobre la posibilidad de que los dos equipos canarios amañaran un resultado que favoreciera a ambos, el partido de máxima rivalidad en Canarias se presenta ahora como una auténtica guerra abierta de intereses. No queda hueco para el tongo y el enfrentamiento del Insular será clave para el futuro de ambos en la máxima categoría del fútbol español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 28 de abril de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50