Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jospin rompe su silencio y llama a votar contra la ultraderecha el 5 de mayo

El primer ministro socialista francés, Lionel Jospin, rompió ayer el silencio que mantenía desde su estrepitosa derrota en la primera vuelta de las elecciones presidenciales para realizar un llamamiento a votar contra la ultraderecha, aunque no citó a ningún candidato en concreto.

En un comunicado, Jospin pide a los franceses que 'expresen a través de sus votos en las elecciones presidenciales su rechazo a la extrema derecha y al peligro que representa para nuestro país y los que viven en él'. Sin embargo, Jospin, que ha anunciado su intención de retirarse de la vida política, no pidió el voto para Jacques Chirac, el rival del ultraderechista Jean-Marie Le Pen en la segunda vuelta. El primer ministro se ha definido como 'preocupado por el futuro de Francia y por los fundamentos de nuestra democracia', y se ha declarado 'sin ilusiones' sobre la elección que deben hacer los ciudadanos el 5 de mayo.

Jospin sabía que iba a perder. Quizá no lo creía pero su consejero y amigo personal, Gérard Le Gall, le advirtió, 'una semana antes', de que 'no había ninguna seguridad de que pasase a la segunda vuelta'. El dimitido dirigente socialista 'se lamentó de que sus camaradas no vieran como él el peligro que representaba el no abordar de forma clara las cuestiones de seguridad'. Respecto a la posibilidad de advertir al electorado de la progresión ultraderechista, Le Gall admite que 'nosotros, desde el PS, no podíamos hacerlo porque nadie nos hubiera creído'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de abril de 2002