Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una encuesta encargada por CiU le da un punto de ventaja sobre los socialistas

Convergència i Unió parte como formación favorita, pero Maragall es el candidato preferido

Convergència i Unió (CiU) aventajaría al Partit dels Socialistes (PSC) por el escaso margen de un punto si ahora se celebrasen elecciones autonómicas en Cataluña, según una encuesta de Opina encargada por la federación nacionalista. El sondeo refleja el auge tanto en intención de voto como en grado de conocimiento público de Artur Mas, aunque su más cercano competidor, Pasqual Maragall, le supera en casi dos puntos como candidato preferido a la presidencia de la Generalitat . No obstante, el 46,8% cree que el próximo presidente será finalmente el candidato nacionalista.

El tamaño de la muestra, realizada durante la segunda semana de abril, supera con creces todas las publicadas hasta el momento, pues el número de entrevistas es de 2.400 frente a las 600 que incluyen los sondeos del PSC o las 800 de otros medios de comunicación. Por ello, el margen de error se reduce al 2%.

Por primera vez en un sondeo, CiU aventaja al PSC en intención de voto, aunque por el escaso margen de un punto. Los nacionalistas obtendrían el 36% frente al 35% de los socialistas, aunque ambos ven reducido su respaldo electoral respecto a los resultados obtenidos en las autonómicas de 1999. CiU baja el 1,7% y el PSC el 2,8%. Pese a estos resultados favorables, el secretario general adjunto de la federación, Pere Macias, rechazó la posibilidad de convocar elecciones anticipadas.

La pérdida porcentual repercute en el resto de fuerzas políticas, en especial Esquerra Republicana (ERC), que obtendría el 11,5% de los votos frente al 8,6% de los últimos comicios. El PP también aumentaría el 0,7% (10,2%) y, en menor medida, Iniciativa per Catalunya Verds, coalición a la que votaría el 3% de los entrevistados frente al 2,5% obtenido en 1999.

La encuesta ofrece resultados curiosos. La federación nacionalista siempre parte como favorita respecto a los socialistas, pero cuando se valoran los candidatos a la presidencia, Maragall sigue siendo el mejor clasificado. De este modo, el 47,8% opina que CiU ganará las elecciones y el 31,4% así lo prefiere. En cambio, el 25% cree que el PSC saldrá victorioso y el 26,8% lo defiende.

La mayor parte de los entrevistados (46,8%) están convencidos de que Mas será el presidente que salga de las elecciones previstas para otoño de 2003, pero sólo el 33,1% lo prefiere. En cambio, Maragall es el candidato favorito para el 34,9%, pero sólo el 28,1% cree que ganará.

La federación de Jordi Pujol es también el partido mejor valorado con una puntuación de 6. Le siguen el PSC (5,35), ERC (4,90), ICV (4,84), Esquerra Unida i Alternativa (4,32) y el PP (3,70). Convergència i Unió es, a juicio del 44,7%, el partido más capaz para defender los intereses de Cataluña.

Valoración de líderes

Pujol aparece como el político con mejor nota, con el 6,4. En esta respuesta, una vez más, Maragall supera a Mas, pues el primero obtiene una calificación de 5,8 y el segundo de 5,4. A Mas incluso le supera el secretario general de Esquerra Republicana, Josep Lluís Carod, aunque por vez primera rebasa el porcentaje del 90% en grado de notoriedad.

El sondeo incluye una serie de preguntas comparativas sobre los valores que encarnan Mas y Maragall. Al candidato de CiU se le otorga mayor capacidad para defender los intereses de Cataluña -es más catalanista- y para negociar con el Gobierno central. En cambio, el líder socialista aparece como mejor conocedor de los problemas de Cataluña y su discurso se califica de más innovador.

En cuanto a las preguntas referidas a la obra de gobierno de CiU, el 71,4% de los encuestados la considera positiva y la califica con 5,95 puntos. En todos los ámbitos obtiene el aprobado, sobre todo en promoción turística, proyección internacional de Cataluña y en política lingüística, cultural e industrial, en los que supera los seis puntos. En cambio, el 36,6% cree que el Ejecutivo catalán ni ha mejorado ni empeorado desde que Artur Mas ejerce de conseller en cap.

Miedo a la inmigración

La inmigración es considerada por el 26% de los encuestados como el principal problema que afecta a Cataluña. El porcentaje es relevante, pues se trata de una respuesta espontánea, no inducida por el encuestador, y que mantiene la tónica de otros sondeos, como el barómetro del Gobierno catalán. En cambio, cuando se pregunta sobre la importancia que deben otorgar los gobernantes a una serie de cuestiones que se plantean de forma cerrada, la inmigración figura en último lugar.

A juicio de los entrevistados, habría que invertir más, por este orden, en sanidad, educación, en la liberación de peajes, en la construcción de guarderías, en fomento de la ocupación y en infraestructuras. Después de la inmigración, lo que más preocupa a los catalanes es el paro (19,5%) y la seguridad ciudadana (12%). Le siguen a cierta distancia la economía (6,1%), la educación y el trabajo.

Estos porcentajes se invierten entre los encuestados en las comarcas del Ebro. La mayoría opina que su principal problema es el Plan Hidrológico Nacional (PHN). En esta zona, la valoración de los partidos políticos es sensiblemente inferior a la media catalana. CiU, el PSC y el PP obtienen peores resultados que en el resto de Cataluña y tan sólo incrementan puntuación Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya, los que han adoptado una oposición más clara al PHN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de abril de 2002

Más información