Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

200 personas se concentran en Getxo en repulsa por el último coche bomba de ETA

Cerca de 200 personas se concentraron ayer a las doce del mediodía, por espacio de 15 minutos y en silencio, en el Ayuntamiento de Getxo para condenar el último atentado de ETA, perpetrado el sábado con un coche bomba en la calle de Manuel Smith, en Getxo (Vizcaya). El acto estuvo encabezado por una pancarta en la que se leía 'ETA ez. Bakea eta Askatasuna (ETA no. Paz y libertad)', sujetada por el alcalde del municipio, Iñaki Zarraoa (PNV), y ediles del Consistorio vizcaíno. Entre lo asistentes también se encontraba la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia; el consejero de Medio Ambiente, Sabin Intxaurraga; el de Vivienda y Asuntos Sociales, Javier Madrazo; el portavoz parlmentario del PSE-EE, Rodolfo Ares; la senadora del PP Pilar Aresti, y el presidente de la ejecutiva del PNV en Vizcaya, Iñigo Urkullu.

La oficina de atención a las víctimas instalada en la comisaría de la Ertzaintza en Getxo había atendido ayer a 22 familias. La Policía Local recibió cuatro denuncias. Aunque la mayoría de los vecinos de la zona pudieron pasar la noche en sus domicilios, la portavoz popular en Getxo, Marisa Arrúe, señaló que hay personas que están pensando en abandonar sus domicilios. Así, pidió al consejero vasco de Interior, Javier Balza, que tome medidas de protección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de abril de 2002