Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GESTIÓN Y FORMACIÓN

La informática sale de casa

Las empresas de subcontratación de sistemas facturaron 1.056 millones de euros en 2001

Una de las modas empresariales de los últimos años es la de subcontratar aquellos servicios que no forman parte del negocio principal con el objetivo de reducir costes y mejorar los resultados. Es lo que los anglosajones llaman outsourcing y que puede afectar a un buen número de funciones de la empresa. Como la informática.

Un estudio reciente de la consultora DBK constata que este mercado movió en España el año pasado 1.056 millones de euros, si bien su crecimiento se ha ralentizado tras el boom de 1999, cuando el sector creció por encima del 60%. La cifra de 2001 se incrementa hasta los 1.276 millones de euros si se suman los servicios que compañías como IBM, EDS, Indra Sistemas, T-Systems o Accenture, que copan el 65,7% del mercado, venden a otras empresas de su grupo empresarial.

Es un mercado muy concentrado: las cinco primeras empresas suman el 65,7% y el año pasado sólo apareció un nuevo operador

La informática es 'cada vez más compleja, tiene un ciclo de vida más corto y exige fuertes inversiones', explica el director de servicios de outsourcing de Indra, Tomás Contreras, de ahí que cada vez más empresas estén dispuestas a dejarla en manos de otras empresas. Es lo que hizo el año pasado Red Eléctrica Española, que firmó un contrato de siete años con Indra para que ésta gestionara todos sus sistemas. El coste, 6.500 millones de euros.

El negocio del outsourcing informático empezó a despegar en España hace cinco años, cuando facturó 210 millones de pesetas. En 1994, el primer año del que DBK ofrece datos, las consultoras especializadas tan sólo movieron 88 millones de euros.

El sector pisó levemente el freno en 2001, con un crecimiento del 20% con respecto al anterior. El descenso se explica por la evolución económica, que ha llevado a muchas empresas a posponer inversiones importantes a la espera de tiempos mejores, y el crecimiento espectacular que vivió el sector en años anteriores, concluyen los autores del informe. La previsión, sin embargo, es que el mercado siga creciendo por encima del 15%, tanto este año como el que viene.

El servicio de outsourcing informático que más vende en España es la gestión de sistemas -como ha hecho REE-, que supone el 29% de la facturación total. La externalización de aplicaciones concretas -por seguir con el ejemplo de Indra, Telefónica ha puesto en sus manos la gestión de su software- y la gestión de negocios a través de Internet -Inversis lo ha hecho-, sin embargo, han crecido más durante el año pasado.

Las empresas más dispuestas a subcontratar sus servicios informáticos son las entidades financieras y las de seguros, que suponen todavía el 35,5% del total, si bien este porcentaje ha descendido cuatro puntos con respecto al año anterior. Ese descenso lo han cubierto las compañías de telecomunicaciones, que se han convertido en el tercer cliente del sector, con un 13,5% de cuota. Entre ambos se encuentra el sector de industria y energía.

Aunque el ritmo de crecimiento del negocio se mantiene, no pasa lo mismo con el número de empresas que compiten en este mercado, que está muy concentrado. El año pasado tan sólo se sumó un operador más a los 20 ya existentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 2002