Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BARÓMETRO DE EMPRESAS

Las expectativas fallan, pero crece el optimismo

Los beneficios y la facturación del primer trimestre, aunque siguen aumentando, quedan por debajo de lo previsto

Las empresas españolas han pasado un bache durante el primer trimestre del año. Sus expectativas de rentabilidad y ventas no se han cumplido, pero mantienen el optimismo. Más del 75% cree que aumentará el beneficio en el segundo trimestre.

La mayoría de los empresarios, el 62%, ha aumentado beneficios durante el primer trimestre del año, pero este porcentaje queda por debajo de las previsiones que hicieron en el barómetro anterior para los tres primeros meses de este año, cuando el 70% de los empresarios esperaba aumentar la rentabilidad.

Los empresarios confían en el segundo trimestre de este año, ya que esperan aumentar más la producción y la rentabilidad

Las empresas españolas han notado un entorno económico más negativo y un descenso de la facturación. Según el Barómetro de Empresas elaborado por Andersen, y en el que han participado 450 sociedades, el 58,9% de los encuestados ha aumentado sus ventas en el primer trimestre, un porcentaje inferior al 67,7% registrado en el barómetro anterior. Sin embargo, las que la han mantenido han subido hasta el 23,4%. El crecimiento del mercado doméstico sigue siendo la causa principal para el aumento de las ventas, señalado por el 69,2% de los encuestados, mientras pierde terreno el crecimiento del mercado exterior, citado sólo por el 17,5%.

El mantenimiento ha sido la tónica general para el empleo. La mitad de las empresas ha dejado invariable la plantilla, frente al 34% que reconoce haberla aumentado debido, fundamentalmente, a la variación de la cartera de pedidos. En cuanto a la inversión, casi un tercio de los encuestados dice haberla dejado igual, mientras la mitad la ha aumentado.

En esta ocasión, los empresarios rebajan la calificación al Gobierno. Casi la mitad, el 47,8%, dice que su política económica ha sido buena o muy buena, frente al 58,5% del barómetro anterior. Los empresarios siguen preocupados por la rigidez en el mercado de trabajo y la inflación, y tampoco aprueban cómo el Ejecutivo ha gestionado la crisis argentina. El 62,7% de las empresas encuestadas no tiene inversiones en América Latina y, por tanto, ha vivido la crisis con tranquilidad.

Pese a que el primer trimestre ha sido más flojo de lo previsto, las empresas se muestran optimistas con vistas al segundo trimestre. Más de las tres cuartas partes opina que aumentará el beneficio, aunque ese incremento de las ganancias será en un porcentaje inferior al del primer trimestre. La confianza también se extiende a la evolución de la economía española, ya que el 57,7% de los encuestados opina que mejorará un poco; un 2,5% dice que mejorará mucho y sólo el 14,3% opina que empeorará. El factor que más influirá en la evolución de la economía española será la mejora en el entorno internacional.

Por último, el barómetro destaca la disposición de los empresarios portugueses y españoles para crear el mercado ibérico.

Mejores perspectivas de futuro

Aunque en el primer trimestre del año la producción y la facturación han sufrido un bache, los empresarios creen que es pasajero, ya que sus perspectivas para el segundo trimestre y el conjunto del año en general mejoran sensiblemente. Un 71,6% de los encuestados afirma que aumentará su facturación hasta junio y el 74,4% espera que sus ventas suban en el conjunto del año, frente al 71,3% del barómetro anterior. Sólo el 7,1% de las empresas pronostican un descenso de las ventas para 2002 frente al 7,7% del año anterior.

Las causas que más influirán sobre el buen comportamiento de las ventas serán, según el 57,5% de los empresarios, la potenciación de la acción comercial, mientras el 56,9% cita la oferta de productos y servicios. Pierde algo de peso como causa interna que justifique las expectativas del aumento de ventas la política de precios, citada en el 26,6% de los casos, frente al 29,2% en el barómetro anterior.

Para más de la mitad de los empresarios, la favorable evolución de la economía española también influirá en la mejora de las ventas de aquí a fin de año, una causa citada, sin embargo, solamente por el 39,2% de las empresas en el barómetro anterior.

Sólo un 15,5% de los panelistas habla de evolución económica negativa, muy por debajo del 32% del barómetro anterior, y sólo el 7,4% apunta como causa los tipos de interés a la baja cuando en la anterior encuesta lo señalaba el 26,8%.

Las buenas perspectivas apenas influyen en la exportación. Aunque el 44,7% dice que las aumentará, la mitad (50,5%) piensa que permanecerán igual (56,1% anterior) y un 4,8% dice que disminuirán. Excepto transportes, todos los sectores piensa mejorar su facturación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 2002

Más información