Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Heridos tres jóvenes en una pelea de bandas en la Feria de Sevilla

Tres jóvenes resultaron ayer heridos de gravedad, dos de ellos por arma blanca y un tercero por las lesiones que le provocaron los golpes que recibió, como resultado del enfrentamiento que protagonizaron dos bandas de jóvenes en torno a las 8.30 de la mañana en los alrededores de la portada de la Feria. Dos de los participantes en la pelea fueron detenidos por la policía acusados de un delito de lesiones, según informó ayer el delegado de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Sevilla José Gallardo.

Los dos heridos por arma blanca fueron trasladados por una unidad del servicio de emergencias 061 al Hospital Virgen del Rocío, mientras que el herido por contusiones fue ingresado en el Hospital Virgen Macarena de la capital.

La pelea entre estas dos pandillas de jóvenes se produjo en una zona donde los jóvenes se reúnen para hacer botellón, enfrente de un local llamado Albero, una vez que las casetas del Real habían cerrado ya sus puertas. La policía localizó bajo los vehículos cercanos al lugar donde se enfrentaron los jóvenes una navaja ensangrentada y una porra metálica, armas que supuestamente se utilizaron durante la reyerta.

La concejal de Cultura y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Paola Vivancos, aseguró en relación con este incidente que se ha solicitado a las fuerzas de seguridad que refuerzen el dispositivo de control en las zonas periféricas de la Feria, donde se concentran los jóvenes a beber y están produciéndose 'problemas', informa Europa Press.

Intervenciones

Los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía que integran el dispositivo de seguridad en la Feria de Sevilla tuvieron que intervenir ayer en otras nueve riñas, que no registraron heridos, y fueron avisados para que actuasen en otras cuarenta más, que estaban ya disueltas cuando llegaron, según informó José Gallardo.

Ayer se levantaron 26 actas relacionadas con el menudeo o consumo de drogas en el recinto ferial y se detuvieron a cuatro personas por robos en el interior de vehículos.

Por su parte, agentes del Cuerpo Nacional de Polícia detuvieron y pusieron a disposición judicial a F. F. M., de 37 años y sin antecedentes, como presunto autor de un delito de tráfico de drogas. Al detenido, que trabajaba de camarero en una caseta, se le acusa de vender cocaína en su lugar de trabajo donde, en el momento de la detención, se le intervinieron dos bolsas de plástico que contenían 18 papelinas de cocaína.

Por otro lado, la Guardia Civil detuvo ayer a un ciudadano rumano que intentó sobornar a un agente para eludir la sanción que le fue impuesta tras ser sometido a un control de alcoholemia en la ronda de circunvalación de la SE-30. El conductor trató de sobornar al agente introduciendo en el bolsillo del uniforme del agente 105 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de abril de 2002