Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Príncipe culmina en Sevilla su visita oficial con una corrida de toros y un paseo por el ferial

Don Felipe destaca el potencial de Andalucía pese a los 'problemas y atrasos relativos'

El Príncipe de Asturias concluyó ayer su primera visita oficial a Andalucía con el añadido de dos actividades imprevistas, un recorrido por el ferial de Sevilla y la asistencia a una corrida de toros. Antes, en la Isla de la Cartuja, Felipe de Borbón intentó resumir las percepciones de dos largas semanas de encuentros y visitas por las ocho provincias. Andalucía, dijo, 'tiene un gran potencial' pero 'nadie ignora ni oculta los problemas y atrasos relativos que todavía arrastran algunas zonas y sectores de esta comunidad'. Don Felipe pasará el fin de semana en Sierra Nevada.

La música volvió a animar ayer el recorrido del Príncipe por Sevilla, como ya ocurriera el día del inicio en el Ayuntamiento de la capital. En esta ocasión fue en Dos Hermanas, donde la muchedumbre le dispensó una acogida calurosa y una banda interpretó diferentes aires festivos. A continuación se reunió con los representantes de las asociaciones vecinales de la comunidad.

La despedida oficial se concentró en la Isla de la Cartuja. La Casa Real, de acuerdo con la Junta de Andalucía, expidió alrededor de ochocientas invitaciones. El Príncipe de Asturias hizo balance ante el presidente andaluz, Manuel Chaves, de un viaje que calificó de entrada como una 'experiencia gratificante'. 'Soy consciente de que no es posible conocer en dos semanas toda la rica realidad de esta tierra grande y hermosa. Sí puedo decir', continuó, 'que en las numerosas reuniones que he tenido con muy diversos sectores de la vida andaluza, he encontrado interlocutores que me han hablado con sinceridad y con claridad, que he agradecido mucho, de lo bueno y también de lo menos bueno de Andalucía'.

Entre los avances que ha percibido, don Felipe destacó una 'nueva conciencia social que, basada en la autoestima, se manifiesta en una actitud cada vez más extendida del espíritu de iniciativa y de la cultura emprendedora, en un mayor dinamismo, en el nivel de formación y especialización o en el compromiso de los jóvenes con la justicia'.

No concretó, sin embargo, cuáles son los aspectos 'menos buenos', aunque ensalzó la apuesta 'por la calidad del sistema educativo'.

Manuel Chaves, por su lado, insistió en que la Andalucía que ha visto el Príncipe de Asturias es la que representa la 'pluralidad' y las potencialidades' de la comunidad, así como sus 'déficits y carencias'.

'Todos se han expresado con su propia voz', advirtió el presidente andaluz. 'Sumadas todas ellas a su alteza le habrá llegado con nitidez meridiana la voz plural, rica y diversa de Andalucía', añadió Chaves.

Don Felipe terminó la visita participando en dos actividades representativas de la Sevilla secular. Primero recorrió el ferial en un coche de caballos enmedio de un calor inclemente y después asistió a la corrida de abono en la Maestranza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de abril de 2002