Una niña sufre quemaduras graves al arder su domicilio

Una niña de unos tres años sufrió ayer quemaduras de tercer grado -graves- durante el incendio ocurrido en su vivienda de Puente de Vallecas. El fuego puso originarse por un mechero con el que jugaba su hermano, según informaron fuentes del Samur-Protección Civil.

El siniestro se produjo pasadas las 12 del mediodía en un piso de la cuarta planta del número 40 de la calle de Calero Pita. Las llamas prendieron en algunos enseres de una de las estancias de la vivienda y el humo se extendió por el resto de la casa. La niña sufrió quemaduras graves en una pequeña superficie de su cuerpo, según fuentes del Insalud, mientras que la madre de la pequeña, de 23 años, y su otro hijo, de dos, sufrieron una intoxicación leve. Ambos fueron atendidos en el lugar por los facultativos del Samur.

Mientras, la niña fue trasladada por los vecinos -alarmados al ver sus quemaduras y sensibilizados tras los recientes incendios que ha vivido la ciudad- hasta el hospital Gregorio Marañón. Una vez allí, sin embargo, los responsables del centro sanitario se vieron obligados a llamar a una ambulancia del Summa (servicio de urgencias de la Comunidad de Madrid) para que trasladara a la pequeña a otro centro en el que hubiera una Unidad de Quemados, de la que el Gregorio Marañón carece. Así, la niña permanece ingresada en el hospital La Paz, el único, junto con el de Getafe, que cuenta con unidades de este tipo.

El Samur hizo ayer un llamamiento a los ciudadanos para que no efectúen traslados de heridos por su cuenta, salvo que exista peligro inminente para la vida de la víctima.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS