Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las empresas buscan rentabilizar sus inversiones

Más de 4,5 millones de hogares y empresas disponen potencialmente del cable, aunque sólo 800.000 en su casa. Los operadores intentan ahora rentabilizar ese esfuerzo inversor centrando sus objetivos en la faceta comercial, pero no lo tienen fácil. En Europa, muchos de ellos han quebrado o están a punto de hacerlo, como NTL, UPC y otros tantos.

Así, mientras la inversión de las empresas de cable en España ascendió a 4.300 millones de euros, sus ingresos sólo alcanzaron los 482 millones de euros el pasado año. Pese a esa dificultad, los operadores han continuado la labor de despliegue de su red a un ritmo vertiginoso, del que dan fe las zanjas abiertas en 179 ciudades que ya disponen de este servicio y de otras 210 ciudades en las que la red está en construcción, con más de 17.000 kilómetros de fibra óptica.

Con Telefónica ausente por decisión propia, el mercado del cable en España se reparte fundamentalmente entre dos grupos y medio. De una parte está Auna Cable, las empresas participadas por los accionistas de Auna (SCH, Endesa y Unión Fenosa). Su gran rival es Ono, el grupo de cableoperadores. El mapa se completa con los cableoperadores integrados en la Agrupación de Operadores de Cable (AOC).

El principal tirón de la oferta del cable no es, como se suele pensar, la televisión a la carta (552.882 clientes), sino la telefonía (664.608 abonados), al tiempo que crecen los usuarios de Internet (262.143 abonados, de los que más de la mitad demandan conexión de banda ancha).

Con todo, los operadores de cable saben que la televisión de pago, pese a su escasa rentabilidad, sigue siendo una vía de enganche para el cliente, por lo que los operadores trabajan por crear una plataforma común de compra de contenidos que les ayude a ahorrar costes y a ofrecer una parrilla competitiva.

La introducción de servicios interactivos (prevista para este año) potenciará esta oferta audiovisual. Con todo, queda aún mucho camino por recorrer. Los operadores de cable consideran que su mercado global potencial se eleva a 11 millones de hogares y 2,5 millones de empresas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de abril de 2002