Un documental recordará al cineasta jiennense García Maroto

Luis Mamerto López-Tapia dirige un documental sobre Eduardo García Maroto, uno de los pioneros del cine español. Después de fundar la Semana de Cine de Autor de Benalmádena y participar durante 15 años en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, López-Tapia promovió un Festival de Cine de Comedia en Torremolinos que tuvo lugar durante una única edición en la Navidad de 1990. En este certamen se homenajeó al cineasta Eduardo García Maroto, que nació en Jaén en 1903. 'Entonces estaba preparando una serie de televisión sobre Picasso y sus historias de amor; los propietarios de la productora que me prestaba los servicios eran sobrinos de García Maroto. A partir de ahí la idea de hacer un documental sobre este cineasta surgió de un modo casi natural', señala López-Tapia, que reside en Málaga.

Para López-Tapia, también autor del guión del documental -titulado Memorias de un peliculero- 'García Maroto fue un gran director de comedias y con algunas películas, como La hija del penal, de la que lamentablemente sólo se conserva un minuto, fue, en cierto modo precursor del humor de los Monty Python'. Para confeccionar el guión partió de las memorias que García Maroto escribió, Aventuras y desventuras del cine español. Estas memorias son las únicas que describen determinadas etapas del cine español. Aunque el documental se presentará en 2003 coincidiendo con el centenario de su nacimiento, su director pretende terminarlo como muy tarde en noviembre para que pueda optar al premio Goya al mejor documental.

Aunque García Maroto es más conocido por su faceta de director de comedias (comenzó con una trilogía de cortometrajes paródicos, Una de fieras, Una de miedo y Y ahora una de ladrones), este cineasta fue montador de algunas de las películas más importantes realizadas durante la II República, como Currito de la Cruz y Don Quintín el amargao. A partir de los años cincuenta fue supervisor de algunas superproducciones estadounidenses como Alejandro Magno, Salomón y la Reina de Saba, Espartaco y Patton.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de marzo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50